Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
Frente Externo  
 
01/02/2016 | EEUU- La batalla por el voto ultra de Cruz y Trump

Pablo Pardo

Cruz promete que, si gana, Dios, literalmente, vendrá. Trump, sin embargo, viene a decir que Dios ya ha llegado y ahora va a ser presidente. Trump necesita ganar entre los evangélicos. Pero éstos se encuentran divididos. El favorito en esa comunidad es el senador texano Ted Cruz.

 

Ver a Donald Trump compartiendo el escenario por Jerry Falwell 'junior', rector de la Universidad Liberty de Virginia, es como imaginar a Belén Esteban recibiendo los plácemes de monseñor Rouco Varela. Pero la política crea extraños compañeros de estrado y allí estaba ayer el empresario del juego, promotor inmobiliario, y estrella de 'reality shows', en Council Bluffs, un pueblo de 62.000 habitantes situado en la frontera entre Iowa y Nebraska. Y, a su lado, Falwell, que cerró el mitin declarando a las alrededor de 2.000 personas reunidas en el gimnasio del Instituto Gerald W. Kirk que Trump es "la mejor esperanza para este país".

Falwell es uno de los grandes líderes de los evangélicos, es decir, cristianos protestantes conservadores, nacionalistas y que profesan una fe que está a medio camino entre la religión y la autoayuda. Los evangélicos son entre 40 y 50 millones en EEUU, y en Iowa construyen el principal grupo que va a votar hoy en las Primarias republicanas del estado de Iowa, en el que comienza el proceso para elegir al presidente.

Trump necesita ganar entre los evangélicos. Pero éstos se encuentran divididos.El favorito en esa comunidad es el senador texano Ted Cruz. Trump puede permitirse perder en Iowa, porque su popularidad es más alta a nivel nacional; Cruz, no. Por eso, el empresario se ha lanzado a la conquista de ese voto.

Cruz promete que, si gana, Dios, literalmente, vendrá. Trump, sin embargo, viene a decir que Dios ya ha llegado y ahora va a ser presidente. El aterrizaje del Boeing 757 privado en el que viaja el empresario en la ciudad de Dubuque, en Iowa, el sábado fue una muestra de esa teología inspirada, más que en las Escrituras, en el concepto 'Sálvame de Luxe'. El aparato, que tiene escrito en el fuselaje la palabra 'Trump', hizo un vuelo rasante y volvió a elevarse antes de tomar tierra, mientras que por la megafonía sonaban los épicos acordes de la banda sonora de la película 'Air Force One', protagonizada por Harrison Ford, en la que el presidente de Estados Unidos directamente les parte la cara a un grupo de terroristas que le han secuestrado el avión.

"Daré órdenes para restaurar el orden judeo-cristiano"

Un día antes, a una hora de distancia de allí, Cruz había dado uno de sus típicos actos en la aldea de Hemlin, de apenas 252 habitantes. El senador llegó en autobús, vestido con vaqueros y una camisa azul de tejido grueso, acaso porque fuera del restaurante, en la desolada pradera, la temperatura era de cuatro bajo cero. Cruz es senador por Texas y a la entrada de Hamlin estaba una señora mayor, de unos sesenta y pico o setenta años, tapada hasta las orejas junto a una pancarta de apoyo al candidato.

"He venido a apoyar al Senado desde Austin", explicaba, en referencia a la ciudad texana en la que reside, a 1.500 kilómetros de distancia. Había llegado el jueves a Iowa, y tenía previsto irse ayer. Le fascina tanto "la personalidad de Cruz como su mensaje". Un mensaje que el candidato dejó claro: "En mi primer día en la Casa Blanca daré ordenes al fiscal general para que termine con la persecución a los cristianos en Estados Unidos y para que restaure el orden judeo-cristiano en este país".

Tanto Cruz como Trump espantan a los líderes republicanos. Ambos son impredecibles y no se someten a la disciplina del partido. Trump es un oportunista que dice lo que hace falta para ser elegido. Cruz es un ultraconservador que ha despreciado y humillado de todas las formas posibles a sus compañeros en Washington en los ocho años que lleva en el Senado.

Trump es más directo; Cruz, más teológico

Trump es agresivo. Cruz es sibilino. Un ejemplo: ayer, el empresario le dijo a la audiencia que "ahí al fondo se encuentra la gente más deshonesta de EEUU", mientras señalaba al área ocupada por la prensa. El sábado, en el mitin Hamlin, Cruz había señalado a los informadores y dicho: "Hay un poco de historia que nuestros amigos periodistas no quieren que sepamos: en enero de 1981, cuandoRonald Reagan juró su cargo, su mano derecha estaba descansando sobre el segundo Libro de las Crónicas, capitulo 7, versículo 14. Un libro que es una manifestación muy real y concreta de esa promesa de la Palabra de Dios". En ambos casos, los periodistas mienten. Pero con Trump es más claro. Con Cruz, más teológico.

El mensaje de Trump es también más ambiguo. Sus mítines son una letanía de lo bien que está yendo su campaña. Cruz, sin embargo, a veces se lía con detalles políticos que los granjeros de maíz transgénico de Hemlin no pillan. Aunque el senador también sabe que botones hay que pulsar. En su primer día en el cargo, también declarará nulo el acuerdo nuclear con Irán y trasladará la Embajada de Estados Unidos en Israel de Tel Aviv a Jerusalén, "la única y eterna capital de Israel".

Es curioso que derogar un acuerdo nuclear con Irán sea prioritario para gente que no podría colocar a ese país en un mapa. Un acuerdo, además, en el que participan otras cinco potencias. Pero Trump y Cruz, con su retórica feroz, han cambiado el debate republicano. Cualquier posición que asemeje una mínima moderación es una soga al cuello del cualquier candidato.

Quien mejor lo sabe es Marco Rubio, que ha girado de la derecha al centro y ahora otra vez a la derecha y ha logrado así ponerse tercer en los sondeos. Como dijo Rubio el sábado en un mitin en Urbandale, cinco horas después del de Cruz, refiriéndose a los terroristas del Estado Islámico, "si los capturamos vivos, no van a tener un abogado y no van a tener derecho a permanecer en silencio. Van a ir a Guantánamo. Y en Guantánamo nos lo van a contar todo".

El Mundo (España)

 



Otras Notas del Autor
fecha
Título
23/09/2017|
23/09/2017|
21/08/2017|
12/08/2017|
11/07/2017|
05/07/2017|
25/06/2017|
08/06/2017|
18/05/2017|
30/04/2017|
10/03/2017|
05/03/2017|
12/02/2017|
02/02/2017|
29/01/2017|
20/01/2017|
20/01/2017|
15/01/2017|
15/01/2017|
12/01/2017|
21/12/2016|
21/12/2016|
06/11/2016|
02/11/2016|
27/10/2016|
23/10/2016|
23/10/2016|
10/10/2016|
28/09/2016|
19/09/2016|
01/08/2016|
20/07/2016|
14/06/2016|
27/05/2016|
14/03/2016|
01/03/2016|
03/02/2016|
29/01/2016|
17/12/2015|
13/11/2015|
27/10/2015|
28/09/2015|
27/09/2015|
10/08/2015|
06/07/2015|
02/07/2015|
10/06/2015|
15/04/2015|
22/03/2015|
28/02/2015|
07/02/2015|
01/01/2015|
17/12/2014|
04/12/2014|
28/10/2014|
31/07/2014|
30/07/2014|
12/05/2014|
28/04/2014|
25/10/2013|
16/10/2013|
04/07/2013|
10/06/2013|
07/05/2013|
16/04/2013|
22/01/2013|
02/01/2013|
30/11/2012|
20/11/2012|
10/11/2012|
08/11/2012|
07/11/2012|
28/08/2012|
16/07/2012|
10/07/2012|
23/06/2012|
01/06/2011|
01/06/2011|
31/05/2011|
31/05/2011|
03/05/2011|
03/05/2011|
12/02/2011|
03/11/2010|
17/01/2010|
05/12/2009|
05/12/2009|
02/12/2009|
02/12/2009|
12/10/2009|
14/09/2009|
22/08/2009|
26/07/2009|
26/07/2009|
26/03/2009|
12/03/2009|
12/03/2009|
08/03/2009|
08/03/2009|
28/02/2009|
28/02/2009|
27/02/2009|
04/01/2009|
09/10/2008|
09/10/2008|
03/10/2008|
03/10/2008|
06/09/2008|
06/09/2008|
18/08/2008|
18/08/2008|
19/05/2007|
19/05/2007|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House