Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
Inteligencia y Seguridad  
 
20/01/2017 | EE.UU. - Agentes secretos y ¨celebrities¨ de Obama

Pablo Pardo





Tras la liberación de Chelsea Manning, el futuro de Edward Snowden y Julian Assange -los tres han 'trabajado' para Wikileaks- queda en manos de Trump.Obama libera a Chelsea Manning, la soldado que filtró a WikiLeaks los 'cables' del Departamento de Estado.

 

Muchos presidentes de Estados Unidos han tenido sus espías. Harry Truman y Dwight D. Eisenhower compartieron a los más famosos: 'los Rosenberg', un matrimonio que entregó a la Unión Soviética de Stalin información para que ésta pudiera hacer sus bombas atómicas, y que son los últimos ciudadanos estadounidenses ejecutados por traición. Bill Clinton lidió con Aldrich Ames, un agente de la CIA que morirá en la cárcel por espiar durante décadas para la URSS, primero, y Rusia, después. Lo mismo le sucederá a Robert Hansen, del FBI, el espía más famoso de la era de George W. Bush.

Ninguno de ellos ha llegado a las alturas del británico Kim Philby, el aristócrata que huyó a Moscú en 1963 dejando un rastro de devastación en el espionaje occidental. Pero que también nos ha dado horas de felicidad, porque él obligó a un agente británico llamado David John Moore Cromwell, a dejar el espionaje después de destaparlo en Moscú. Cromwell, entonces, se dedicó a tiempo completo a escribir, bajo el pseudónimo de John LeCarré, el autor que ha creado el canon de la novela de espionaje moderna.

La era de Obama es diferente. Es la de las redes sociales. Y los tres espías más famosos de Estados Unidos se mueven a medio camino entre la celebridad y los servicios secretos. Son mundialmente famosos, pero no por sus chantajes o asesinatos, sino por su habilidad con los ordenadores. Tampoco, que se sepa, han vendido o entregado secretos a otros países, sino por hacerlos públicos. Son Chelsea Manning, a la que Barack Obama indultó el martes, Edward Snowden, que vive en Moscú, y Julian Assange, que está refugiado en la embajada de Ecuador en Londres. No trabajan para el FSB, que es el sucesor ruso de la KGB soviética, de la que fue agente Vladimir Putin, sino para WikiLeaks, una organización sin ánimo de lucro.

WikiLeaks se ha convertido en la mayor pesadilla de espionaje y relaciones públicas en la presidencia de Barack Obama. Ha sido demonizada y ensalzada por izquierda y derecha alternativamente. Ahora, el indulto a Manning, que saldrá de prisión 28 años antes de lo previsto, ha puesto el foco en Assange, el máximo fundador y responsable del grupo.

Assange había afirmado en el pasado que, si Manning era puesta en libertad, él saldría de su encierro en la legación diplomática ecuatoriana en Londres y acudiría a EEUU, que ha solicitado su extradición. Washington no ha acusado formalmente a Assange de nada. Pero sí tiene abierta una investigación en su contra.

Sin embargo, Assange decidió cambiar ayer los términos de su promesa, y decir que no sale de la embajada ni se va a EEUU. La razón es que Manning "será liberado en mayo", y no inmediatamente, según declaró ayer en un comunicado su representante legal en EEUU, Barry Pollack. Aparentemente, estos cuatro meses son demasiados para Assange. Quien no se plantea volver es el ex espía Edward Snowden, que provocó un escándalo de dimensiones planetarias en 2013 al pasar a WikiLeaks información sobre el espionaje a nivel mundial que realiza EEUU.

En 2014, Donald Trump, entonces una 'celebrity', dijo que Snowden "debería ser ejecutado". Hoy, Trump cita a WikiLeaks, que este año jugó un papel central en la campaña de EEUU al difundir correos electrónicos internos del Partido Demócrata. Según los servicios de inteligencia estadounidense, esos correos fueron capturados por Rusia, que se los entregó a la organización fundada por Assange para beneficiar a Donald Trump. Son los mismos servicios de inteligencia que afirman que, a cambio del estatuto de refugiado político, Vladimir Putin le ha exigido a Snowden que trabaje para ellos.

Assange, desde su refugio londinense, niega esas acusaciones, mientras recibe a la prensa mundial. Lo cierto, sin embargo, es que WikiLeaks solo roba al Estado de EEUU. Una anunciada operación que incluiría una revelación masiva de información de una gran institución financiera en 2013 nunca sucedió. Tampoco ha habido infiltraciones de WikiLeaks en los sistemas de espionaje de Rusia o China, ni preguntas incómodas de Snowden a Vladimir Putin sobre el espionaje de Moscú.

Aunque acaso lo más sorprendente de estos espías reconvertidos en activistas reconvertidos en celebrities es que no haya más. EEUU es un país con 16 agencias de espionaje diferentes, que tienen un presupuesto total que se estima que equivale a, al menos, el doble del Ministerio de Defensa de España, y en el que cerca de 900.000 personas - de ellas, unos 250.000 de empresas privadas - tienen oficialmente permiso para acceder a secretos altamente sensibles para la seguridad nacional. A cambio, Washington estima que en su territorio hay al menos 100.000 espías, entre estadounidenses y extranjeros, tratando de conseguir información secreta. Así que hay mucho espacio para el espionaje. Y para el activismo.

Markus Wolf, el 'hombre sin rostro' que dirigió la siniestra Stasi, la policía política de Alemania Oriental e inspiró a LeCarré su 'malo' más famoso, Karla, debe de estar sufriendo en el infierno cuando ve cómo los espías son hoy no fríos burócratas sino activistas con novias que para mantenerse guapas hacen ejercicios de stripper, como Lindsay Mills, la novia de Snowden.

 

El Mundo (España)

 



Otras Notas del Autor
fecha
Título
03/12/2017|
30/11/2017|
23/09/2017|
23/09/2017|
21/08/2017|
12/08/2017|
11/07/2017|
05/07/2017|
25/06/2017|
08/06/2017|
18/05/2017|
30/04/2017|
10/03/2017|
05/03/2017|
12/02/2017|
02/02/2017|
29/01/2017|
20/01/2017|
15/01/2017|
15/01/2017|
12/01/2017|
21/12/2016|
21/12/2016|
06/11/2016|
02/11/2016|
27/10/2016|
23/10/2016|
23/10/2016|
10/10/2016|
28/09/2016|
19/09/2016|
01/08/2016|
20/07/2016|
14/06/2016|
27/05/2016|
14/03/2016|
01/03/2016|
03/02/2016|
01/02/2016|
29/01/2016|
17/12/2015|
13/11/2015|
27/10/2015|
28/09/2015|
27/09/2015|
10/08/2015|
06/07/2015|
02/07/2015|
10/06/2015|
15/04/2015|
22/03/2015|
28/02/2015|
07/02/2015|
01/01/2015|
17/12/2014|
04/12/2014|
28/10/2014|
31/07/2014|
30/07/2014|
12/05/2014|
28/04/2014|
25/10/2013|
16/10/2013|
04/07/2013|
10/06/2013|
07/05/2013|
16/04/2013|
22/01/2013|
02/01/2013|
30/11/2012|
20/11/2012|
10/11/2012|
08/11/2012|
07/11/2012|
28/08/2012|
16/07/2012|
10/07/2012|
23/06/2012|
01/06/2011|
01/06/2011|
31/05/2011|
31/05/2011|
03/05/2011|
03/05/2011|
12/02/2011|
03/11/2010|
17/01/2010|
05/12/2009|
05/12/2009|
02/12/2009|
02/12/2009|
12/10/2009|
14/09/2009|
22/08/2009|
26/07/2009|
26/07/2009|
26/03/2009|
12/03/2009|
12/03/2009|
08/03/2009|
08/03/2009|
28/02/2009|
28/02/2009|
27/02/2009|
04/01/2009|
09/10/2008|
09/10/2008|
03/10/2008|
03/10/2008|
06/09/2008|
06/09/2008|
18/08/2008|
18/08/2008|
19/05/2007|
19/05/2007|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House