Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
Sociedad  
 
01/03/2017 | Una 'brecha atlántica' en el periodismo

Carlos Fresneda

La prensa de EEUU planta a cara a Donald Trump mientras la británica cierra filas con Theresa May

 

En plena polémica sobre el veto de Donald Trump a la prensa -que ayer desató la protesta de medios como The New York Times, que tachó su exclusión del briefing del viernes de "insulto a los ideales democráticos"- , la brecha atlántica entre dos formas de hacer periodismo se amplía. Mientras The Washington Post ondea la bandera del Watergate y fustiga sin piedad a Donald Trump, el tridente del Brexit (The Daily Mail, The Sun y The Daily Telegraphcierra filas en torno a la premier Theresa May y marca incluso el rumbo hacia el Brexit duro.

El último y claro indicio de la complicidad mediática con May ha sido el nombramiento de James Slack, hasta ahora responsable de Política de The Daily Mail, como nuevo portavoz de Downing Street. Bajo la supervisión del todopoderoso director Paul Dacre (al que Cameron intentó derribar infructuosamente durante la campaña del referéndum), James Slack agitó el miedo a la inmigración y ejerció de caja de resonancia del Brexit.

A toro pasado, Slack fue también responsable de la indignante portada en que se condenaba a los jueces del Brexit como "enemigos del pueblo", cuando fallaron en primera instancia a favor de una votación parlamentaria. May terció en su día en la polémica poniendo a la misma altura la "independencia del poder judicial" y la "libertad de prensa"...

En EEUU, Trump se las ve y se las desea también con los jueces, aunque prefiere dirigir el apelativo de "enemigos del pueblo" a la prensa. Sus intentos de descalificar a The Washington Post, que forzó la dimisión prematura como consejero de seguridad de Michael Flynn, le están saliendo por la culata. The New York Times está disparando también bajo su línea de flotación, mientras en The Wall Street Journal corren las aguas revueltas por la mordaza de Murdoch.

En el Reino Unido, entre tanto, el propio Murdoch sirve en bandeja a Trump a The Times, perdido ya el equilibrio que mantuvo durante la campaña del BrexitEl sesgo de los medios conservadores es cada vez más acusado, con propagandistas pro Trump como Piers Morgan al frente de la edición online norteamericana de The Daily Mail. La fútil resistencia británica la abanderan en exclusiva The Guardian The Daily Mirror, el tabloide de izquierdas, más The Independent en el frente digital.

"Los medios británicos están fallando el test del Brexitmientras los medios americanos han decidido plantarle cara a Trump", recordaba esta semana en The Guardian Sarah Helm, curtida en The Sunday Times y The Independent. "No me cabe duda de que pronto veremos más exclusivas fechadas en Nueva York o en Washington... Los periodistas británicos, mientras, están cubriendo la historia más importante de sus vidas, pero salvo alguna honorable excepción no han sido capaces de encontrar las respuestas que está reclamando la gente... Ni siquiera son capaces de hacer las preguntas adecuadas".

Helm destaca el contraste entre las incendiarias ruedas de prensa de Trump, fustigado por los medios serios, y la complicidad mostrada hacia Theresa May en actos cuidadosamente coreografiados por Downing Street para evitar el cuerpo a cuerpo. "La hoguera de los valores americanos que representa Trump parece más dramática que el fuego lento del Brexit", reconoce Helm. "Pero los británicos que creyeron que dejar la UE salvaría nuestros hospitales, acabaría con los inmigrantes y crearía más empleos, necesitan saber no sólo que les mintieron, sino también conocer con exactitud qué tipo de futuro les espera". Helm recuerda que el inventor de las fake news, tal y como hoy las conocemos, fue probablemente el actual secretario del Foreign Office, Boris Johnson, en su época de corresponsal en Bruselas de The Daily Telegraph. Habituado a una prensa complaciente con sus bufonadas, Johnson recibió un tortazo en plena cara cuando tuvo que vérselas por primera vez en julio con la prensa americana. "Usted llamado a Obama 'el presidente medio keniano' y a Clinton 'enfermera sádica'", ¿está dispuestos a retirar sus palabras?", le preguntaron.

"Usted llegó a decir que evitaba pasearse por ciertos lugares de Nueva York para no cruzarse con Trump ¿qué tiene que decir ahora?", le preguntarían probablemente a Johnson los colegas americanos, si volvieran a tenerle a tiro. Al igual que May, y pese algunos ataques incipientes, Johnson sigue blindado por la prensa conservadora y complaciente, que guarda su mejor artillería para dirigirla no precisamente hacia Londres, sino hacia el enemigo de Bruselas.

El Mundo (España)

 



Otras Notas del Autor
fecha
Título
13/11/2017|
28/09/2017|
01/09/2017|
18/06/2017|
07/06/2017|
15/04/2017|
13/03/2017|
09/03/2017|
05/03/2017|
03/03/2017|
01/02/2017|
23/01/2017|
18/01/2017|
16/01/2017|
23/12/2016|
23/12/2016|
21/12/2016|
19/12/2016|
17/12/2016|
14/10/2016|
04/09/2016|
30/08/2016|
15/07/2016|
14/07/2016|
13/07/2016|
03/07/2016|
03/07/2016|
06/05/2016|
22/04/2016|
10/04/2016|
27/03/2016|
25/03/2016|
20/02/2016|
06/10/2015|
28/09/2015|
01/08/2015|
07/07/2015|
06/07/2015|
06/05/2015|
04/05/2015|
06/04/2015|
20/12/2014|
17/12/2014|
23/09/2014|
13/09/2014|
15/07/2014|
02/07/2014|
22/06/2014|
29/05/2014|
17/02/2014|
10/12/2013|
11/11/2013|
22/09/2013|
22/09/2013|
29/02/2012|
29/02/2012|
29/02/2012|
02/06/2010|
06/02/2010|
21/01/2010|
18/11/2008|
18/11/2008|
06/11/2008|
06/11/2008|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House