Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
Frente Externo  
 
29/01/2006 | Apuntes de tres elecciones

Ramón Perez- Maura

Portugal eligió presidente el pasado domingo, en primera vuelta, a Aníbal Cavaco Silva. Sin precedentes. Pero más revelador aún fue el papel del ex presidente Mario Soares.

 

Ha conseguido superar el ejemplo de desubicación que ya nos ofreció en 1999. Entonces encabezó la lista del Partido Socialista Portugués al Parlamento Europeo. El objetivo, avalado por el Partido de los Socialistas Europeos, era que Soares presidiera ese Parlamento. Pues ésa ha sido la única legislatura del PE en la que no se ha sentado un socialista en la Presidencia en ninguna de los dos periodos en que se reparten los cargos en cada quinquenio. Una vez más, el pasado domingo, Soares antepuso su voluntad sobre los intereses de su partido -y sospecho que sobre los de Portugal. Los portugueses le han humillado situándolo en tercer lugar y con él al partido del primer ministro José Socrates. Un socialista disidente, Manuel Alegre, ha sacado siete puntos de ventaja a Soares. Un éxito.

Canadá ha dado un paso de normalidad al devolver el poder a los conservadores tras un muy largo periodo liberal. Hasta ahí todo normal. Pero puede ser un buen momento para recordar lo que se comentaba hace casi dos años, poco después del 14 de marzo de 2004: «Ha caído Aznar. Faltan los otros tres ases de la baraja de Irak: George Bush, Tony Blair y John Howard», el primer ministro australiano. Lo que hoy vemos es muy distinto: los tres «ases» fueron cómodamente prorrogados en sus mandatos por electorados que no prestaron atención a esas críticas. En cambio, algunos de los dirigentes que se alinearon de forma notoria contra la Administración Bush, como el alemán Gerhard Schröder o el canadiense Paul Martin han sido finiquitados. ¿Fue Felipe González el que dijo que una cosa es la opinión pública y otra la opinión publicada?

Palestina ha demostrado la fuerza de la democracia. Ha ganado un partido que sólo quieren ver en el poder los propios palestinos. Ningún Gobierno de la región confiesa alegría por el resultado. Resultado que puede favorecer, irónicamente, al Likud de Benjamín Netanyahu. El mandato político que el primer ministro en funciones Ehud Olmert ha recibido de Ariel Sharón es el de hacer la paz con los palestinos haciendo cierto número de concesiones. Era un mandato concebido para un escenario en el que el interlocutor era Al Fatah. ¿Sigue siendo válido cuando el interlocutor proclama su voluntad de que desaparezca Israel? ¿Qué puedes entregar a quien ansía destruirte? Y lo que es más importante desde el punto de vista europeo ¿va a seguir la UE financiando a fondo perdido a la Autoridad Nacional Palestina? ¿Qué requisitos vamos a exigir cumplir a los terroristas de Hamas antes de seguir haciéndoles entrega de los fondos que recolectamos de los impuestos que usted, lector, paga cada día?

 

ABC (España)

 



Otras Notas del Autor
fecha
Título
13/06/2018|
14/05/2018|
30/04/2018|
04/09/2016|
09/05/2014|
25/06/2013|
17/04/2012|
17/04/2012|
26/06/2011|
26/06/2011|
26/05/2011|
26/05/2011|
16/05/2011|
16/05/2011|
14/04/2011|
07/04/2011|
24/02/2011|
06/01/2011|
05/09/2010|
22/08/2010|
22/08/2010|
08/08/2010|
29/07/2010|
22/07/2010|
15/07/2010|
01/07/2010|
17/06/2010|
10/06/2010|
19/05/2010|
03/05/2010|
01/04/2010|
18/02/2010|
29/11/2009|
29/11/2009|
09/11/2009|
09/11/2009|
21/09/2009|
06/09/2009|
23/03/2009|
18/08/2008|
18/08/2008|
14/07/2008|
14/07/2008|
29/06/2008|
29/06/2008|
24/06/2007|
24/06/2007|
29/04/2007|
29/04/2007|
25/10/2006|
18/10/2006|
16/10/2006|
13/07/2006|
05/07/2006|
24/05/2006|
11/05/2006|
03/05/2006|
26/04/2006|
11/02/2006|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House