Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
Frente Externo  
 
27/12/2016 | Un agrio divorcio consumado

Sal Emergui

Ocho años de matrimonio forzado, grandes diferencias ideológicas y nula química personal acaban ahora con un explosivo divorcio en el Consejo de Seguridad de la ONU.

 

Si bien es cierto que el presidente estadounidense, Barack Obama, activó la bomba al no vetar la resolución votada por 14 países (entre ellos, España) contra los asentamientos, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, no ha escatimado esfuerzos para recibir este envenenado regalo de despedida.

Pese al desprecio mutuo y agrios desacuerdos públicos, sus formas se mantenían debido a las necesidades e intereses comunes de dos países aliados tan estrechos. Pero antes de hacer las maletas, Obama se ha quitado la máscara traduciendo con un histórico veto su aversión hacia el Gobierno derechista israelí y a los asentamientos en territorios ocupados en la guerra del 67. Netanyahu ha reaccionado quitándose los guantes y dando durísimos golpes dialécticos aprovechando el escudo de Donald Trump.

Netanyahu se remonta a la era del que llama "presidente hostil Jimmy Carter" hace casi 40 años. "Desde Carter, ningún presidente intentó imponer condiciones en la ONU para un acuerdo definitivo. En contra totalmente de este compromiso estadounidense y del suyo personal en 2011, Obama realizó una vergonzosa maniobra antiisraelí en la ONU", denuncia mientras un ministro le acusa de "apuñalar a Israel por la espalda en el último momento".

¿Cómo es posible que el presidente que firmó la ayuda militar más importante de la historia a Israel (38.000 millones dólares en diez años) sea tan impopular en Jerusalén? En primer lugar, Obama no ha sabido o querido transmitir la complicidad de George W. Bush o Bill Clinton. Segundo, desde el primer momento Netanyahu ha luchado contra él en torno al proyecto nuclear iraní y los palestinos obteniendo además rédito político. Si la percepción israelí es que la "ONU es injusta y obsesiva con Israel mientras permite la matanza en Siria", el mensaje de la derecha sobre Obama ha calado en la calle y se resume así: "Naif, amigo de los árabes e Irán e incapaz de decir 'terror islamista'".

"Los errores de Obama en la región empezaron en los primeros días con su discurso en El Cairo. Ahora esta resolución daña las opciones de negociación porque los palestinos no querrán dialogar sobre menos que la vuelta a las fronteras del 67. La decisión no fue cerebral sino emocional. Si cree en ello, debió hacerlo al principio", comenta a EL MUNDO el profesor de Ciencia Política de la Universidad de Tel Aviv y Georgetown, Yossi Shain que también critica a Netanyahu por su "arrogancia hacia la Administración Obama". "No puedes estar todo el tiempo ofendiendo al presidente. En lugar de acompañar el final de su mandato con cariño, actuó de forma impropia", concluye sobre la hybris de Bibi.

En las dos grandes cuestiones en discordia -Irán nuclear y conflicto palestino- el israelí se alejó de la Casa Blanca con agigantados y controvertidos pasos como el discurso a sus espaldas en el Congreso para atacar su negociación con Teherán o subirse a la ola más nacionalista de su Gobierno que promueve el proyecto de ley sobre enclaves ilegales en Cisjordania. Difícilmente acabará en ley pero EEUU tomó nota y pasó la factura en la ONU.

El liderazgo palestino ve la resolución 2334 como una gran victoria. Aunque su efecto es meramente declarativo puede despejar el camino al Tribunal de La Haya y alimentar los llamamientos de boicot a Israel por parte de grupos propalestinos. Una victoria lograda en el último minuto ya que saben que con Trump no hubiera sido posible.

La represalia diplomática de Netanyahu contra EE.UU y los 12 países es muy criticada por la oposición en Israel que le acusa de "aislar a Israel", "enfrentarse al mundo" y "perder el control". "Israel es un Estado con orgullo nacional que no pone la otra mejilla", replica Netanyahu justificando una táctica dialéctica agresiva que pretende así lograr más disuasión ya que teme "otro" golpe de Obama antes del 20E. En el horizonte, la cumbre sobre el conflicto israelopalestino que organiza Francia este 15 de enero y de la que el Gobierno se ha desmarcado al pedir negociaciones directas.

La llegada de Trump es su tabla de salvación. Si Obama tenía dudas antes de la votación en la ONU, se desvanecieron con la alianza entre su sucesor y Netanyahu que consiguió aplazar la propuesta egipcia. Fue cuando Obama decidió matar tres pájaros de un tiro: denunciar los asentamientos como "un obstáculo" para la solución de dos Estados, ajustar cuentas con Netanyahu y aclarar a Trump quién es aún el presidente.

Es la mayor crisis bilateral en décadas aunque no dañará la estrecha cooperación en casi todos los campos. Sobre todo porque el matrimonio Obama-Netanyahu se rompe oficialmente en tres semanas.

La relación acaba muchísimo peor de lo que incluso los más pesimistas advertían ante el encuentro en las alturas entre un estadounidense muy identificado con la izquierda en Israel y el israelí con alma republicana.

El País (Es) (España)

 



Otras Notas del Autor
fecha
Título
16/06/2018|
16/04/2018|
17/02/2018|
26/11/2017|
24/11/2017|
25/09/2017|
26/07/2017|
30/06/2017|
09/02/2017|
10/01/2017|
26/05/2016|
16/02/2016|
20/12/2015|
12/06/2015|
17/03/2015|
17/03/2015|
26/12/2014|
27/11/2014|
13/11/2014|
01/11/2014|
29/10/2014|
27/08/2014|
25/08/2014|
11/07/2014|
29/05/2014|
29/04/2014|
24/04/2014|
02/02/2014|
21/01/2014|
25/12/2013|
29/11/2013|
09/11/2013|
21/10/2013|
14/08/2013|
18/04/2013|
06/02/2013|
17/12/2012|
02/12/2012|
21/11/2012|
16/08/2012|
07/08/2012|
29/07/2012|
29/07/2012|
29/07/2012|
23/07/2012|
09/09/2011|
09/09/2011|
15/06/2011|
15/06/2011|
14/06/2011|
14/06/2011|
13/02/2011|
13/12/2010|
20/07/2010|
23/06/2010|
05/06/2010|
31/03/2010|
05/03/2010|
03/03/2010|
24/02/2010|
10/02/2010|
09/01/2010|
18/03/2009|
18/03/2009|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House