Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
Inteligencia y Seguridad  
 
12/10/2008 | Viaje al corazón de la ‘Ndrangheta

Excelsior staff

Hace pocos días cambiaron la placa del poblado de San Luca que está justo a la entrada de la localidad. No es que la anterior no se leyera o confundiera a los extraños, más bien delataba a sus habitantes.

 

Durante años se mantuvo toda agujereada por los balazos que quién sabe cuántos le dispararon, lo que la había convertido en un aviso para los extraños.

Ésa era hasta hace poco la primera impresión al llegar a San Luca, uno de los pueblos que colindan con la zona montañosa de Calabria llamada Aspromonte, ahora nominada también Parque Nacional, y donde hasta hace unos diez años, antes de que cambiara la ley italiana, los grupos criminales escondían a sus secuestrados... por años. (El último fue aquél de 1993 contra el fotógrafo italiano Adolfo Carpisano en su casa de Bovalino. A pesar de pagar el rescate, nunca fue devuelto. Diez años después, y gracias a una carta anónima, encontraron su cuerpo ahí, en el Aspromonte.)

Pero San Luca no es célebre por tener parte de ese bosque al lado (siete mil hectáreas) y contar con una naturaleza envidiable. Lo es porque San Luca, fundado en 1592, es considerado el corazón y madre de la ‘Ndrangheta, la mafia calabresa de la que poco se habla, pero cuyas ganancias representan alrededor de tres por ciento del Producto Interno Bruto de Italia, casi todo gracias al tráfico de drogas, especialmente cocaína.

De aquí son algunas de las familias más potentes y temidas de Calabria: los Nirta, los Romeo, los Pelle, los Strangio, los Giorgi, los Vottari, los Mammoliti...

Clanes que desde hace años se confrontan por el territorio, donde siempre ha habido muerte. Donde siempre se ha hablado de prófugos y detenidos. Desde los bisabuelos, a los abuelos, a los padres, a los hijos y a los nietos. Donde no sólo se heredan poder y fortunas, sino también rencores y venganzas.

Según documentan Nicola Gratteri, procurador sustituto de Reggio Calabria, y el periodista Antonio Nicaso, en el libro Hermanos de Sangre, ya en 1869 dos de los Nirta, Francesco y Giuseppe, eran prófugos de la justicia.

Aquí son siempre los mismos de los que se habla. Es lógico, tomando en cuenta que San Luca es un pueblo de poco más de cuatro mil habitantes y, según informes de la Dirección Distrital Antimafia, “un lugar con alta densidad mafiosa”.

Y es que de los 132 grupos de la ‘Ndrangheta que cohabitan en las cinco provincias de Calabria (Cosenza, Crotone, Catanzaro, Vibo Valentia, Reggio Calabria, las cuales cuentan con diez mil afiliados) es en esta última provincia donde se encuentra la mayor parte: siete mil 358 miembros, de los que 255 son mujeres.

Pero hay otro motivo y lo explica Mario, un taxista de 54 años que nunca ha salido de la provincia de Reggio y que conoce muchas de las historias de ese lugar, al que siempre ha ido sólo por necesidad.

“Es que los clanes en Calabria son fuertes porque cuidan mucho a las familias, se casan entre ellos, arreglan los matrimonios... No se abren mucho a otras personas, no les conviene”, asegura.

Será por eso que, revisando las noticias relacionadas con San Luca, la gran mayoría hablen de muertes, de detenidos. No importa de qué año sean, los nombres y en especial los apellidos son siempre los mismos.

De un año a la fecha, las noticias se han multiplicado y apellidos iguales se han incrementado en la prensa.

Y es que desde que pasó lo de Duisburg, parece que a los sanluquenses no los calienta el sol.

“La masacre de Duisburg fue un gravísimo error de la ‘Ndrangheta”, dice, convencido, Gratteri, el magistrado que desde hace años sigue los pasos de esta banda de Calabria.

Gratteri se refiere a la llamada masacre de Ferragosto, ocurrida el 15 de agosto de 2007, en la que integrantes de los Nirta-Strangio mataron a balazos a integrantes del clan Vottari-Pelle en una pizzería de Duisburg, Alemania.

—¿Por qué un error? —se le pregunta.

—Porque han acaparado la atención internacional y eso es contrario a como siempre se ha manejado la ‘Ndrangheta. Ellos saben que fue un error —afirma el procurador, quien tiene todo lo relacionado a ese hecho en un expediente de 940 páginas.

Y quizá sí. Después de la tragedia, la policía alemana entregó un reporte a la policía italiana:

“En Duisburg, Bochum, Neukirchen, Recklighausen, Oberhausen, Erfurt, Unterschliessheim, Kaarst, Deizisau, Bous y Leipzig (todas localidades alemanas), los clanes de San Luca son dueños de 30 restaurantes, dos hoteles, tres empresas y dos edificios de departamentos”.

Incluso, en este momento, la policía internacional busca al menos a seis miembros del clan Nirta-Strangio por los hechos de hace más de un año.

Quizá por eso no es raro ver en este pequeño pueblo, donde difícilmente llega el transporte público, lujosos carros con placas de Alemania.

A los habitantes de San Luca, donde la mafia es dueña de todo, no se les puede preguntar de eso. Ni de eso ni de nada. No hablan con extraños, son, más que precavidos, hostiles.

Quizá por eso, al llegar al aeropuerto de la capital calabresa y preguntar cómo se arriba a San Luca no hay persona que no tuerza la boca y levante las cejas.

“Es un lugarucho”, un ‘postaccio’ como dicen los italianos. “¿Para qué vas?”, es la respuesta.

La distancia desde Reggio Calabria es de aproximadamente 100 kilómetros: 102, para ser exactos. Hasta San Luca sólo llegan ocho camiones al día, cuatro muy temprano y cuatro durante la tarde-noche. Prácticamente para los trabajadores o estudiantes que no cuentan con carro y que se tienen que desplazar a los alrededores de la región.

Tampoco existen autobuses turísticos ni nadie organiza paseos para allá, pues además de que San Luca no figura en las guías, tampoco cuenta con hoteles, albergues o algún “bed and breakfast” tan populares en el resto de Italia.

A pesar de eso, el alcalde Sebastiano Giorgi, que prácticamente está estrenando puesto, asegura que San Luca es un pueblo hospitalario y lleno de vida. Eso lo explicará en una plaza del municipio y de frente a varias personas que se acercan, curiosas, para preguntarle con quién está y de qué habla.

Chicos y grandes merodean. Llegan en motonetas, pasan con los carros. Se estacionan por un momento para preguntar, hacen señas y todos le ofrecen un café.

A todos, sin excepción, Giorgi les explica, tranquilo, que sólo le están preguntando por cosas del pueblo.

No tiene problemas en responder en el momento las dudas a los habitantes que lo interrogaron. Cuantas veces se lo pidan, interrumpe y va con ellos. Igual lo hace si comienza a sonar su teléfono. La respuesta es la misma: “Está preguntando por el pueblo”.

Pero a algunos la respuesta les parece insuficiente y entonces lo vuelven a llamar y Giorgi se aleja para hablar en privado con ellos. Se van... por el momento.

En tanto, don Sebastiano regresa, se disculpa, es siempre amable con todos. Intenta retomar la plática e invita a dirigirnos a la parte más vieja de San Luca. Ahí se emociona al mostrar la casa donde nació el escritor y periodista Corrado Alvaro, en 1895.

Sin querer hablar de la mafia, busca otras cosas que pueda contar a cualquier extraño y, de frente a la iglesia, habla de las dos ocasiones que este pueblito se inundó por un aluvión, una en 1951 y otra en 1973.

Habla del abandono de las autoridades, de que no tienen ni siquiera un banco o una clínica, que tampoco les han querido instalar banda ancha para poder tener internet.

Que si se enferman tienen que ir a curarse al norte de Italia, porque los hospitales cercanos “dan asco”. Que sólo después de Duisburg (y ésta es la única alusión que hace al tema) es cuando pusieron una caseta de carabineros.

Imposible terminar la plática, otras dos personas vestidas completamente de negro llegan en una Land Rover con un nuevo interrogatorio al alcalde. Una de ellas es Don Pino Strangio, el párroco del Santuario de Polsi desde hace 29 años, el otro es Zorro, su ayudante.

De Polsi... Sí, el mismo santuario de la Madona de Polsi, donde según los investigadores, desde hace más de un siglo cada año hay una reunión de los capos de todos los clanes de la ‘Ndrangheta, porque se les podrá acusar de muchas cosas, pero de que no sean creyentes, no.

Pero Don Pino tampoco habla de eso, sólo se acerca cuidadoso para expresar que en el año 2006, justo en este santuario en el corazón de la provincia de Reggio Calabria, los visitó el cardenal mexicano Javier Lozano Barragán. Y es verdad, hasta fotos enseña de ese momento.

Después se despide y se va. Pero regresan los que antes habían pasado. Hacen ruido con las motos, escupen, tiran alguna botella en el suelo para romperla. Parecen nerviosos y lo contagian. Inútil insistir en platicar, inútil seguir ahí.

Total, que como dijo el alcalde: “Aquí es una cosa familiar, se vive con tradición”.

Excelsior (México)

 


Otras Notas Relacionadas... ( Records 1 to 10 of 246 )
fecha titulo
25/07/2013 USA - California: Gang Member Convicted After Tattooing Murder Scene on His Chest
19/07/2013 Curbing Gang Violence in Central America
18/06/2013 Tregua de maras, la ‘revolución lumpen’
16/06/2013 Honduras - Pandillas: Tregua incierta
22/11/2012 La tregua pandillera que nació entre rejas
15/11/2012 Guatemala después del Sur: II. Los dos caminos de las hermanas
14/11/2012 Guatemala después del Sur: I. El día de la traición
21/10/2012 Tracking El Salvador’s Mara Salvatrucha in Washington DC
13/09/2012 Beyond Mafia Stereotypes: Organized Crime’s Impact On Security – Analysis
04/08/2012 Nicaragua - Diálogo con las maras debería generalizarse


Otras Notas del Autor
fecha
Título
17/10/2020|
01/07/2020|
14/12/2019|
22/03/2018|
26/10/2017|
15/06/2017|
29/01/2017|
05/04/2016|
25/07/2015|
09/12/2014|
11/11/2013|
22/10/2013|
25/04/2013|
02/02/2013|
29/08/2012|
15/07/2012|
15/07/2012|
15/07/2012|
11/06/2012|
13/05/2012|
05/05/2012|
02/05/2012|
24/04/2012|
23/04/2012|
18/03/2012|
18/03/2012|
17/03/2012|
17/03/2012|
08/03/2012|
08/03/2012|
29/02/2012|
29/02/2012|
29/02/2012|
28/02/2012|
28/02/2012|
28/02/2012|
22/02/2012|
22/02/2012|
22/02/2012|
21/02/2012|
21/02/2012|
21/02/2012|
19/10/2011|
16/10/2011|
30/09/2011|
11/08/2011|
11/08/2011|
04/08/2011|
01/08/2011|
31/07/2011|
17/07/2011|
17/07/2011|
17/07/2011|
17/07/2011|
03/07/2011|
03/07/2011|
21/05/2011|
21/05/2011|
20/05/2011|
20/05/2011|
08/02/2011|
24/01/2011|
07/01/2011|
06/01/2011|
05/01/2011|
28/12/2010|
25/12/2010|
23/12/2010|
20/09/2010|
18/09/2010|
11/08/2010|
03/08/2010|
27/07/2010|
25/07/2010|
02/07/2010|
23/05/2010|
04/02/2010|
16/10/2009|
02/08/2009|
02/08/2009|
24/03/2009|
19/02/2009|
19/02/2009|
19/02/2009|
17/12/2008|
10/09/2008|
10/09/2008|
10/09/2008|
10/09/2008|
02/09/2008|
02/09/2008|
23/10/2007|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House