Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
En Profundidad  
 
23/10/2007 | Acaricia la presidencia la ''Hillary Clinton'' argentina

Excelsior staff

Conoció a su futuro esposo mientras ambos estudiaban abogacía y lo acompañó durante sus gestiones como

gobernador de una remota provincia y luego como presidente de la nación. Poderosa primera dama y senadora por derecho propio, ahora busca convertirse en la primera mujer elegida presidenta de su país.

 

Si piensa en Hillary Clinton, se equivoca.

Se trata de Cristina Fernández de Kirchner, la primera dama de Argentina la senadora Fernández, de 54 años, es la favorita para imponerse en los comicios presidenciales. Las encuestas le asignan considerable ventaja sobre sus 12 rivales y pronostican que se convertirá en la primera mujer elegida presidenta de esta nación.

Kirchner, en actitud similar a la del ex presidente estadounidense Bill Clinton, cuya esposa Hillary busca ahora la
presidencia, dice que si su cónyuge triunfa, se convertirá en el ``primer caballero'' de la Argentina.

Las mujeres latinoamericanas están desempeñando un papel cada vez más prominente en tareas de gobierno y la chilena Michelle Bachelet accedió a la primera magistratura en el 2005. Dada su condición de divorciada, no contó con el respaldo activo de un marido en su carrera política.

``Estamos cambiando la historia'', proclamó Fernández en reciente acto público, al comprometerse a proseguir con los programas de recuperación económica que sacaron a la Argentina de su peor crisis contemporánea. ``Sabemos lo que falta, sabemos cómo hacerlo'', añadió.

En 2003 acompañó su enérgico discurso con golpes sobre su banca de senadora cuando exigía a la Corte Suprema que anulara leyes exculpatorias de violadores de derechos humanos bajo la pasada dictadura militar, durante la cual desaparecieron al menos 30.000 personas, según organizaciones de derechos humanos.

La Corte Suprema, reorganizada por el gobierno de Kirchner con nuevos y respetados juristas, dispuso poco después la anulación de esas leyes, abriendo el camino para el procesamiento de los violadores de derechos humanos durante el denominado ``Terrorismo de Estado''.

Su estilo apasionado y enérgico obtiene eco favorable en su auditorio.

En un reciente acto electoral, en un estadio colmado por unas 7.000 personas, se escuchaba un grito ensordecedor: ``¡Se siente, se siente, Cristina presidente!''.

La candidata sonrió, pero con dedo admonitorio, recordó a su auditorio que si es elegida, ella será ``presidenta'', no ``presidente'', al recalcar su orgullo femenino y la necesidad de corregir el error gramatical.

Recién ahora los argentinos comienzan a reconciliarse con su clase política después de años de dictadura y de crisis económica, que generaron una general desconfianza en los funcionarios elegidos.

La hiperinflación y la recesión, la corrupción y promesas incumplidas generaron a partir de diciembre de 2001 multitudinarias manifestaciones callejeras de airados ciudadanos, que golpeaban cacerolas para manifestar su repudio por sus gobernantes. ``Que se vayan todos'', era el grito predilecto de las multitudes.

La elección de Kirchner en 2003 permitió recuperar la estabilidad gubernamental e instauró también un tiempo de pragmatismo.

Al igual que su esposo, Fernández se cuida mucho de alentar expectativas de cambios drásticos. Hasta ahora se ha abstenido de aclarar cómo hará para modernizar los derruidos hospitales y escuelas públicas, o reducir los niveles de pobreza en zonas donde las comunidades indígenas están padeciendo desnutrición.

Pero su amplia ventaja electoral, aparentemente irreversible, permite a la candidata abstenerse de hacer promesas concretas. Después de un gobierno de Kirchner, en el que el nivel de aceptación popular llegó en algún momento al 60% tras cuatro años de gestión, a muchos argentinos les bastaría con que Fernández no malogre lo que hizo su esposo, que consiguió reducir los índices de desempleo, pobreza y marginalidad social.

Kirchner heredó una catastrófica situación económica que ``devoró'' virtualmente los ahorros de las dos terceras partes de los argentinos y sacudió a este país. El presidente logró renegociar la deuda externa de 100.000 millones de dólares, sacó al país de la cesación de pagos y consiguió un crecimiento económico del 8% en los últimos cuatro años. ``Las urnas electorales estarán llenas de buena memoria'', suele repetir Kirchner sobre los próximos comicios.

La esperanza, cada vez más débil, de la fragmentada oposición, representada por la ex diputada Elisa Carrió y por Roberto Lavagna, quien fue ministro de economía de Kirchner hasta 2005, es poder llegar a una segunda vuelta electoral, para lo cual Fernández debería recibir menos del 40% de los votos.

Pero según el prestigioso encuestador Riverdo Rouvier, la primera dama tiene actualmente una intención de voto del 44%, Carrió el 15% y Lavagna apenas el 13%. El sondeo se realizó a mediados de octubre, con consultas a 1.200 votantes, con un margen de error del 2,5%.

Ello implica que casi la mitad de los 26,2 millones de votantes argentinos no apoyan a Fernández, en parte por síntomas de rebrote inflacionario, algunas denuncias de corrupción y por el temor de que el matrimonio Kirchner se aferre al poder.

Algunos carteles de la oposición exhortan a ``no votar por la monarquía'', mostrando al presidente y a su esposa luciendo coronas reales.

El mote de ``Reina Cristina'' ha sido aplicado a la candidata a causa de sus frecuentes viajes para entrevistarse con primeros ministros europeos y presidentes latinoamericanos. La prensa local, mayoritariamente opositora, suele mostrarla luciendo un cargado maquillaje y vestida con ropas costosas y elegantes.


Aunque en un principio pareció renuente a hacerlo, en las últimas semanas Fernández ha comenzado a mostrarse con sectores pobres, evocando el ejemplo de Eva Perón, fallecida en 1952 y todavía venerada por los humildes. Su esposo parece deleitarse con el papel de maestro de ceremonias en esos encuentros proselitistas.

Según sus biógrafos, se mudaron a la provincia austral de Santa Cruz, de donde es oriundo Kirchner, para escapar a la sangrienta represión que se cobró como víctimas a muchos de sus compañeros y amigos.


 

La pareja se casó en 1975 y tuvo dos hijos, Máximo, ahora de 29 años, y Florencia, de 16. Kirchner ocupó durante tres períodos la gobernación de Santa Cruz mientras su esposa era elegida primero diputada y luego senadora nacional por ese distrito austral. Desde 2005 Fernández representa en el Senado a su provincia natal de Buenos Aires, la principal de la Argentina.

Al igual que Bill e Hillary Clinton, se dice que Néstor y Cristina se consultan permanentemente sobre todos los temas, pero especialmente acerca de los políticos.


Kirchner ha declarado que, tal como anunció Clinton, se propone llevar la vida de un ciudadano común. Pero nadie se lo cree, teniendo en cuenta su reconocida pasión por la política.

Excelsior (México)

 


Otras Notas Relacionadas... ( Records 1 to 10 of 5719 )
fecha titulo
24/04/2020 Argentina- Informe de Coyuntura semanal (versión corta) al 21 de abril sobre la situación política y económica argentina
20/04/2020 Argentina- Inflación y emisión: ¿qué pasará después de la cuarentena?
14/04/2020 Coronavirus en la Argentina. Alberto Fernández lleva al kirchnerismo a su lado más oscuro
09/04/2020 Argentina - Coronavirus: ¿No hay Estado presente para salvar a la economía?
06/04/2020 Argentina - ¿Una guerra de todos?
06/04/2020 El nuevo mundo de los corona-zombies
25/03/2020 Agentina - Informe de Coyuntura semanal (versión corta) al 24 de marzo sobre la situación política y económica argentina
22/09/2018 Sin dudas, la Argentina necesita volver a tener moneda
22/09/2018 3 Reasons Why the Monos Trial in Argentina Matters
06/09/2018 Argentina- La crisis dejó al descubierto las mismas miserias


Otras Notas del Autor
fecha
Título
17/10/2020|
01/07/2020|
14/12/2019|
22/03/2018|
26/10/2017|
15/06/2017|
29/01/2017|
05/04/2016|
25/07/2015|
09/12/2014|
11/11/2013|
22/10/2013|
25/04/2013|
02/02/2013|
29/08/2012|
15/07/2012|
15/07/2012|
15/07/2012|
11/06/2012|
13/05/2012|
05/05/2012|
02/05/2012|
24/04/2012|
23/04/2012|
18/03/2012|
18/03/2012|
17/03/2012|
17/03/2012|
08/03/2012|
08/03/2012|
29/02/2012|
29/02/2012|
29/02/2012|
28/02/2012|
28/02/2012|
28/02/2012|
22/02/2012|
22/02/2012|
22/02/2012|
21/02/2012|
21/02/2012|
21/02/2012|
19/10/2011|
16/10/2011|
30/09/2011|
11/08/2011|
11/08/2011|
04/08/2011|
01/08/2011|
31/07/2011|
17/07/2011|
17/07/2011|
17/07/2011|
17/07/2011|
03/07/2011|
03/07/2011|
21/05/2011|
21/05/2011|
20/05/2011|
20/05/2011|
08/02/2011|
24/01/2011|
07/01/2011|
06/01/2011|
05/01/2011|
28/12/2010|
25/12/2010|
23/12/2010|
20/09/2010|
18/09/2010|
11/08/2010|
03/08/2010|
27/07/2010|
25/07/2010|
02/07/2010|
23/05/2010|
04/02/2010|
16/10/2009|
02/08/2009|
02/08/2009|
24/03/2009|
19/02/2009|
19/02/2009|
19/02/2009|
17/12/2008|
12/10/2008|
12/10/2008|
10/09/2008|
10/09/2008|
10/09/2008|
10/09/2008|
02/09/2008|
02/09/2008|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House