Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
En Parrilla  
 
20/07/2017 | Taiwán ve peligrar su bastión de Centroamérica

Emili J. Blasco

De los 20 países que reconocen a Taipéi, 10 están en el istmo americano y el Caribe

 

El anuncio de Panamá el pasado día 13 de junio de que abría relaciones diplomáticas con Pekín y, por tanto, las rompía con Taipéi ha dejado a la antigua isla de Formosa con la duda de si habrá un efecto dominó que arrastre a otros países centroamericanos a hacer lo mismo. Se da la especial circunstancia de que de los veinte países que todavía reconocen a Taiwán, diez están en el istmo americano y el Caribe: se trata de Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Belice, República Dominicana y diversas islas de las pequeñas Antillas.

En 2007 Costa Rica fue el primer país que rompía esa curiosa apuesta de toda Centroamérica por Taiwán. A punto estuvo de arrastrar a otros vecinos: poco después el presidente de Honduras Manuel Zelaya, que se había alineado progresivamente con la «internacional chavista», abrió contactos con las autoridades de Pekín. La pronta expulsión de Zelaya de la presidencia impidió avanzar en el acercamiento a China. En 2009 los contactos fueron abiertos por el Gobierno del FMLN de El Salvador, pero entonces fue China la que, por no perjudicar las expectativas de diálogo abiertas con la elección de un nuevo presidente en Taiwán, prefirió congelar la iniciativa.

Próximo, ¿El Salvador?

Ahora, con la vuelta hace un año al poder en Taiwán del Partido Democrático Progresista, opuesto frontalmente a la idea de una sola China, Pekín ya no tiene que andar con cautela. Así que esta vez puede haber otras naciones que sigan la senda, bien por estrictas razones económicas, como ha sido el caso del propio Panamá (China es el segundo cliente del canal), como por razones ideológicas, como podría ser el caso del Gobierno de El Salvador. En el caso de Nicaragua, aunque encajaría más su alineamiento con China, la «diplomacia de chequera» que ha venido practicando Taiwán, en beneficio de algunos políticos, encaja con el nepotismo de Daniel Ortega, por lo que no cabría esperar ningún cambio próximo.

El mantenimiento de esta peculiaridad centroamericana en relación a Taiwán se debe a dos razones: 1—a las generosas ayudas que otorga Taiwán a los pocos países que le siguen dando pleno reconocimiento de país; 2—al escaso interés mostrado en general hasta ahora hacia América Central por parte de China, más interesada en las materias primas de Sudamérica,

1. Cheques a políticos

Los tribunales han establecido que desde una cuenta en un banco de Nueva York, la embajada de Taiwán giró cheques para funcionarios del Gobierno de El Salvador. Algunos de esos cheques quedaron registrados como cooperación internacional, pero de otros no hubo registro oficial, como los que recibió el entonces presidente salvadoreño Francisco Flores. Así, a finales de 2003, Flores recibió del Gobierno de Taiwán cuatro cheques a su nombre por un valor total de 10 millones de dólares.

Similar es el caso del expresidente de Guatemala Alfonso Portillo, quien reconoció haberse apropiado de 2,5 millones de dólares de sobornos del Gobierno de Taiwán entre 1999 y 2002 a cambio de «usar su influencia para que Guatemala siguiera reconociendo a Taiwán diplomáticamente». Un tribunal federal de Estados Unidos condenó a Portillo a casi seis años de prisión por intentar lavar ese dinero en bancos estadounidenses.

Fuera de esos sobornos, Taiwán ha hecho regalos oficiales. «Taiwán construyó o financió la mayoría de los edificios gubernamentales en Nicaragua, así como en El Salvador. En Managua, el palacio presidencial (la Casa de los Pueblos) fue financiado por Taiwán», afirmó a la BBC Colin Alexander, autor del libro «China y Taiwán en Centroamérica» (2014). Además, la isla asiática ha contribuido generosamente a programas del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y es país observador en algunas de las demás organizaciones regionales. De acuerdo con las cifras públicas, según la BBC, en los últimos cinco años los países centroamericanos han recibido un promedio anual de 50 millones de dólares en concepto de cooperación no reembolsable.

2. China, en Sudamérica

Hasta ahora China apenas ha contrarrestado esa focalización de Taiwán en Centroamérica. Interesados sobre todo en la extracción de materias primas minerales y en algunos productos vegetales básicos como la soja, los chinos han estado más orientados hacia Sudamérica, donde han realizado importantes inversiones en el último decenio. En ese reparto, el presidente chino, Xi Jinging, ha hecho tres viajes a Sudamérica, mientras que la presidenta de taiwanesa, Tsa Ing-wen, estuvo a comienzos de este año de gira por Centroamérica.

La inversión directa china destinada a Latinoamérica ha estado dirigida sobre todo a «sectores relacionados con la producción de materias primas, así como en los sectores logísticos que favorecen la exportación de esos productos al mercado chino. La capacidad de Centroamérica para esos sectores es limitada, así que hasta ahora no ha sido atractiva» para la inversión china, como indica un informe de INCAE Business School, de Costa Rica.

Además, como añade ese informe, China ha visto a Centroamérica como una amenaza en su competencia por ofrecer bajos costes salariales, pues a medida que el nivel de vida está creciendo entre los chinos, empresas multinacionales han optado por América central para producir sus manufacturas.

En realidad, dadas sus dimensiones como potencia, China tiene mayores relaciones comerciales con Centroamérica que Taiwán. «Lo que recibimos de Taiwán son donaciones, pero nuestros países no aprovechan comercialmente el reconocimiento que hacemos de Taipéi, fuera de algunos productos», advierte Hans Quevedo, profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Galileo de Guatemala.

Aunque el comercio de América Central con China ha aumentado, a diferencia de lo que ocurre con varios países de Sudamérica, para los que China ha pasado a ser el principal socio comercial, en todos los países centroamericanos Estados Unidos sigue siendo con diferencia el referente, con China como segundo o tercer socio.

ABC (España)

 



Otras Notas del Autor
fecha
Título
22/06/2021|
02/06/2021|
03/10/2020|
11/09/2020|
19/08/2020|
13/08/2020|
08/08/2020|
14/05/2020|
14/04/2020|
30/10/2019|
17/01/2019|
09/01/2019|
02/01/2019|
28/12/2018|
19/12/2018|
07/11/2018|
02/05/2018|
07/02/2018|
17/12/2017|
12/12/2017|
19/09/2017|
15/09/2017|
12/09/2017|
29/08/2017|
11/07/2017|
20/06/2017|
07/06/2017|
01/06/2017|
23/05/2017|
16/05/2017|
06/04/2017|
31/03/2017|
25/03/2017|
19/03/2017|
07/03/2017|
28/02/2017|
11/01/2017|
11/01/2017|
03/01/2017|
27/12/2016|
14/10/2016|
21/09/2016|
19/08/2016|
28/06/2016|
17/12/2015|
09/12/2015|
08/12/2015|
13/11/2015|
07/08/2015|
25/07/2015|
22/04/2015|
21/04/2015|
24/03/2015|
01/02/2015|
21/12/2014|
21/12/2014|
20/12/2014|
05/09/2014|
25/08/2014|
21/08/2014|
08/06/2014|
13/05/2014|
28/04/2014|
24/04/2014|
31/03/2014|
06/01/2014|
11/11/2013|
19/10/2013|
17/10/2013|
02/09/2013|
16/08/2013|
28/07/2013|
09/07/2013|
05/07/2013|
01/07/2013|
28/06/2013|
25/06/2013|
13/06/2013|
12/06/2013|
04/06/2013|
31/05/2013|
30/05/2013|
29/05/2013|
24/05/2013|
23/05/2013|
20/05/2013|
17/05/2013|
06/05/2013|
05/05/2013|
02/05/2013|
27/04/2013|
25/04/2013|
18/04/2013|
11/04/2013|
10/04/2013|
05/04/2013|
02/04/2013|
01/04/2013|
01/04/2013|
29/03/2013|
26/03/2013|
19/03/2013|
16/03/2013|
13/03/2013|
05/03/2013|
05/03/2013|
01/03/2013|
26/02/2013|
24/02/2013|
24/02/2013|
20/02/2013|
15/02/2013|
11/02/2013|
06/02/2013|
29/01/2013|
26/01/2013|
21/01/2013|
18/01/2013|
18/01/2013|
25/12/2012|
22/12/2012|
13/11/2012|
30/07/2012|
30/07/2012|
30/07/2012|
15/06/2012|
12/06/2012|
28/05/2012|
14/05/2012|
06/05/2012|
02/05/2012|
01/05/2012|
29/04/2012|
07/08/2011|
11/05/2011|
11/05/2011|
20/09/2010|
05/07/2010|
07/06/2010|
13/05/2010|
05/05/2010|
09/10/2009|
04/10/2009|
08/03/2009|
08/03/2009|
25/10/2008|
25/10/2008|
24/06/2007|
24/06/2007|
16/10/2006|
31/07/2006|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House