Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
Economía y Finanzas  
 
09/12/2005 | Libertad económica en el mundo árabe

Ian Vásquez

Muscat, Omán—La idea de que la libertad económica es esencial para el progreso humano está generando seguidores en el mundo árabe. En una cena de gala aquí atendida por cientos de diplomáticos árabes y otros distinguidos invitados, una organización omaní nueva, la International Research Foundation, publicó el reporte “La Libertad Económica en el Mundo Árabe” el cual muestra como las grandes diferencias en políticas públicas dentro de la región pueden producir grandes diferencias en los resultados económicos.

 

El reporte observa 39 variables en 16 países en áreas que van desde el tamaño del gobierno hasta la política monetaria, la apertura al comercio, las regulaciones y el estado de derecho. Publicado en conjunto con el Fraser Institute, que también publica el muy conocido índice global sobre libertad económica, el reporte sugiere que lo que es verdad sobre el mundo entero también es verdad sobre el mundo árabe: los países que son económicamente libres tienden a ser más prósperos y crecen más rápido.

“El mundo árabe es una mezcla diversa de regimenes económicos”, dice el estudio. Por lo tanto, el grado de intercambio voluntario, seguridad de los derechos de propiedad, libertad para competir y libertad para escoger varían ampliamente dentro de la región. Líbano y Omán empatan en el primer puesto con respecto a la libertad económica, mientras que los Emiratos Árabes Unidos y Kuwait empatan en el segundo puesto. Siria y Algeria se encuentran al final de la lista.

Algunos observadores puede que no se sorprendan con el hecho de que los países más libres económicamente, dominados por los estados petroleros, tienden también a tener los ingresos más altos. Omán y Kuwait tienen ingresos per cápita de $13,032 y $17,073, respectivamente, mientras que el ingreso per cápita de Siria es solo $3,651, por ejemplo. Pero el petróleo no siempre es una bendición. Muchos países son ricos en petróleo pero porque sus gobiernos tienen acceso fácil a la riqueza petrolera, poco se hace para mejorar la economía en general de esas naciones y las condiciones materiales de sus ciudadanos. La riqueza petrolera se vuelve un obstáculo para la libertad económica. La “maldición petrolera” ha afligido a tales países como Venezuela, Nigeria, México y Rusia.

La maldición petrolera no es tan severa en los estados del Golfo. Los estados petroleros en general se desempeñan mejor que los otros estados árabes. La razón detrás de esto puede estar relacionada al comercio. Es notable que los estados petroleros que fueron incluidos en el reporte (Irak no lo fue por falta de información) desde hace mucho han sostenido un nivel relativamente alto de libertad para comerciar. Un régimen liberal comercial es importante porque crea una dinámica política doméstica que incentiva a que las personas se involucren en actividades productivas en vez de a andar buscando favores del gobierno. En pocas palabras, un comercio más libre reduce la habilidad de los intereses especiales para reducir la libertad económica y hasta podría ayudar a aumentar la libertad económica en otras áreas.

Los Emiratos Árabes Unidos han jugado un papel especialmente positivo en promover el comercio y la libertad económica. Salem al Ismaily, co-autor del índice árabe de la libertad económica, señala que los EAU—el país del Golfo que ha mantenido un régimen liberal comercial por más tiempo—ha realizado un efecto de demostración para sus estados vecinos. Mientras que su comercio permaneció relativamente libre durante los últimos 20 años, los EAU poco a poco ha aumentado su nivel de libertad en otras áreas de su economía, atrayendo la inversión y produciendo el crecimiento. Otros países imitaron este ejemplo. La competencia de políticas públicas entre países es tan importante como lo es la competencia en el mercado.

Aún así, el reporte indica que en el mundo árabe, “gran parte de los tipos de interacción económica . . . permanecen ampliamente limitados e irrelevantes”. El comercio entre los países del Medio Oriente representa solo cerca del 8 por ciento del comercio de la región. La falta de libertad económica en un gran número de países árabes limita el comercio con el resultado de que los países más ricos “encuentran productos mejores y más baratos afuera de la región en vez de dentro de los estados de la región que tienen labor abundante, donde la libertad económica tiende a ser relativamente baja”.

Otros problemas persisten aún en los países árabes más libres económicamente. El desempleo es un alto 15 por ciento en Omán, por ejemplo, y su gobierno, el cual emplea cerca de la mitad de la fuerza laboral omaní, es grande. Afortunadamente, el país parece estar al tanto de que sus reservas petroleras no durarán para siempre y por lo tanto ha continuado aumentando su nivel de libertad económica. Tal progreso en Omán, otros estados del Golfo y Líbano da esperanzas de que todas las naciones árabes pueden lograr y mantener la prosperidad.

Traducido por Gabriela Calderón para Cato Institute.

El Cato (Estados Unidos)

 



Otras Notas del Autor
fecha
Título
13/09/2017|
09/07/2017|
31/05/2017|
03/05/2017|
21/04/2017|
18/03/2017|
01/03/2017|
22/11/2016|
20/09/2016|
06/09/2016|
29/08/2016|
05/06/2016|
04/06/2016|
18/04/2016|
09/09/2015|
10/08/2015|
03/06/2015|
14/05/2015|
08/03/2015|
23/02/2015|
27/01/2015|
12/01/2015|
25/11/2014|
20/10/2014|
14/10/2014|
18/09/2014|
10/09/2014|
29/07/2014|
21/07/2014|
22/04/2014|
20/02/2014|
06/02/2014|
18/04/2011|
18/04/2011|
13/07/2006|
07/06/2006|
31/05/2006|
17/02/2006|
08/07/2005|
21/01/2005|
21/01/2005|
12/09/2002|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House