Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
Frente Externo  
 
11/07/2019 | Zimbabwe (ex Rhodesia), cifras tristes

Emilio J. Cárdenas

Desde 1980, Zimbabwe ha tenido, en Africa, una intensa y convulsiva vida independiente. Relativamente poco exitosa, además, como veremos enseguida.

 

Robert Mugabe, el veterano líder que alguna vez fuera carismático y que liderara en su momento el movimiento independentista, se instaló de inicio en la cumbre misma del poder político local. Para luego mantenerlo en sus propias manos nada menos que durante 38 largos y frustrantes años. Rodeado de una nueva elite de color que lo secundara. Reemplazando así al autoritarismo colonial por el suyo propio.

Esos años conformaron un período de cambios políticos profundos, pero absolutamente corruptos, que hubiera sido interminable de no ser porque su gestión finalizó con el previsible empujón de la misma elite de color que en su momento lo bancara, cuando el arbitrario y archicorrupto Mugabe tenía ya nada menos que 93 años.

Primero Mugabe fue, recordemos, Primer Ministro de su país y, luego, devino su Presidente, tras una enmienda constitucional empujada fervientemente por el propio Mugabe en 1987, que pretendía eternizarse para no dejar nunca el poder incontrolado que en su momento consiguiera.

EL COCODRILO

Quien finalmente lo impulsara fuera del escenario político local responde al apodo que, además, luce correcto, de Cocodrilo. Aunque su verdadero nombre sea Emmerson Mnangagwa. Está hoy instalado en lo más alto del poder local y convocará -dice- a elecciones el próximo 30 de julio, en procura de legitimar -de alguna manera- su toma, claramente irregular, de la presidencia de Zimbabwe.

Mugabe dejó a la economía de Zimbabwe, como era de suponer, en un estado casi paralizado realmente deplorable. Con una destructiva tasa de inflación anual, del orden del 231%.

La producción agrícola de Zimbabwe, que aún es la columna vertebral de su economía, ha sido sin embargo absolutamente destrozada por una pretendida reforma agraria que, desde el año 2000 (como ocurre generalmente en esos casos) la diezmó de inmediato y que sólo reemplazó a la elite blanca que, como propietaria eficiente la dominara, por una elite de color a la que el mencionado Mnangagwa pertenece y de la que es una suerte de activo y enriquecido portaestandarte, de mentalidad rentista.

Para salir del lamentable "parate" económico, el Banco Central local comenzó a imprimir vertiginosamente la moneda del país, provocando así, naturalmente, una hiperinflación a la que -como entre nosotros hiciera la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner- se trató vanamente de disimular mediante el conocido y torpe recurso de ocultar los números y las estadísticas oficiales. Hablamos de un mecanismo que obviamente tiene patas cortas.

Así se generó una recesión probablemente de las más duras de la que se tenga historia en el mundo, achicando severamente la economía y enterrando al 72% de la población local en la pobreza más extrema, como consecuencia de lo cual está envuelta en la miseria.

El año pasado, nada menos que un 90% de la fuerza total de trabajo local estaba sumergido en la desocupación. Mientras, en paralelo, un desesperante 89% de los adultos locales se estancaba en el trágico pozo social que agrupa, quiérase o no, a casi todos aquellos que no pueden leer, ni escribir, correctamente.

Hasta ahora la población de Zimbabwe se manejaba para sus compras diarias recurriendo al dólar estadounidense o al rand sudafricano. La moneda nacional, el dólar de Zimbabwe, simplemente se consideraba como un papel de evaporación instantánea.

En medio de la situación compleja que hemos descripto precedentemente, el gobierno de Zimbabwe acaba de prohibir el uso de moneda extranjera en las transacciones locales, obligando a todos a utilizar -en cambio- el mencionado dólar de Zimbabwe. El anuncio ha causado un enorme malestar en la población. Ocurre que el dólar de Zimbabwe, en el medio año que ya ha transcurrido ha perdido nada menos que el 50% de su valor. Hasta ahora, los supermercados operaban en dólares norteamericanos, como fórmula para evitar lo que de otra manera conduce inevitablemente a una remarcación constante de los precios, si estos se expresan en moneda local.

Como sucediera en la Argentina hasta no hace mucho, en medio de un caótico clima de inflación, las autoridades gubernamentales se financiaban normalmente con sus tesorerías pidiendo préstamos al Banco Central. En un escenario como el de Zimbabwe, esto es simplemente tirar más leña al fuego. Por ello, el Fondo Monetario Internacional, como contrapartida de su asistencia, exige que esa práctica malsana deje de ser utilizada.

HIPERDECLINACION

Zimbabwe tiene ya casi 17 millones almas que conforman una población cuya tasa de crecimiento vegetativo está en caída y cuya tasa de mortandad está, en cambio, creciendo. Este es el resultado del tremendo deterioro sanitario de los años en los que se materializaran las lamentables gestiones de Mugabe y de sus sucesores inmediatos.

La de Zimbabwe es, queda visto, una triste historia social reciente, de imparable declinación en todos los frentes.

Ella, que era ciertamente de anticipar, no puede dejar de ser tenida en cuenta desde que ha sido generada por impacto de los resentimientos y por la notoria incapacidad de gestión que, acompañada por una ola enorme de extendida corrupción, se abatió implacablemente sobre el que alguna vez fuera uno de los países más ricos del Continente Negro.

Su decadencia no ha sido -para nada- casual, sino hija de los gigantescos desaciertos políticos y, sobre todo, del terrible azote social al que, con frecuencia, llamamos: corrupción. Fenómeno trágico, que en Zimbabwe ha perdurado en el tiempo. Más allá de las turbulencias y de los cambios políticos, para desgracia de su propio pueblo.

La Prensa (AR) (Argentina)

 



Otras Notas del Autor
fecha
Título
17/08/2019|
02/07/2019|
10/07/2018|
08/09/2015|
16/03/2012|
16/03/2012|
20/09/2011|
01/08/2011|
21/06/2011|
21/06/2011|
01/06/2011|
01/06/2011|
05/05/2011|
05/05/2011|
04/01/2011|
25/12/2010|
18/12/2010|
15/06/2010|
21/04/2010|
03/12/2009|
03/12/2009|
10/10/2009|
15/09/2009|
09/09/2009|
09/03/2009|
09/03/2009|
20/02/2009|
29/03/2008|
16/07/2007|
27/04/2007|
27/04/2007|
02/04/2007|
21/02/2007|
21/02/2007|
22/12/2006|
22/12/2006|
28/08/2006|
06/02/2006|
06/01/2006|
26/12/2005|
16/12/2005|
11/12/2005|
30/09/2005|
10/08/2005|
25/05/2005|
22/08/2002|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House