Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
Inteligencia y Seguridad  
 
07/12/2016 | Dominic Ongwen: ¿niño soldado o criminal de guerra?

El Mundo (España)-Staff

Dominic Ongwen era un niño de tan solo diez años cuando cayó en manos de Joseph Kony, el líder rebelde Ejército de la Resistencia del Señor. Era el protegido de un desalmado asesino.

 

Le educó en primera línea en la más vil brutalidad y en la violencia extrema. En el norte de Uganda, epicentro de dos décadas de insurgencia. Ocho años después, Kony recogió los frutos de su propia cosecha: Dominic, un adulto legalmente responsable de sus actos, se había convertido en un profesional criminal de guerra. Asesinó, violó, esclavizó sexualmente a miles de mujeres, torturó, saqueó y reclutó niños menores de 15 años para combatir por la causa rebelde del LRA. También se le acusa de "embarazo forzoso" y "matrimonio forzoso" de las niñas que el movimiento rebelde secuestró.

Hoy la Corte Penal Internacional (CPI) inició un proceso judicial peculiar. Jueces y fiscales tendrán que decidir si Ongwen, un niño soldado, es responsable de los crímenes que cometió cuando era un adulto. Se le imputan setenta cargos de crímenes de guerra y de lesa humanidad. "Es un balance delicado, pero se trata de rendición de cuentas, de determinar si Ongwen era responsable de las atrocidades que cometió, o no", explica el secretario de la CPI. Como un niño soldado, fue adoctrinado para matar, mutilar, violar mujeres, secuestrar niños y otras varias atrocidades. Todo bajo las órdenes de Kony.

"Ongewn está siendo procesado por crímenes que habría cometido de adulto. Sus circunstancias personales y particularmente su secuestro pueden equivaler a mitigar de la sentencia si es condenado, pero no son excusa para los graves crímenes de los que se le acusa, que cometió como un adulto, de forma intencionada y consciente", explica a EL MUNDO la fiscal general de la CPI, Fatou Bensouda.

Entre el 1987 y el año 2006, el LRA cometió innumerables crímenes de guerra en el norte de Uganda. Pero, con el fin de acabar con este movimiento, el Gobierno prometió una amnistía general para cualquiera que abandone el grupo y renuncie a su participación en la guerra. Unas 30.000 personas se sumaron a la oferta, pero Ongwen no estaba incluido porque era uno de los cinco comandantes de más alto rango. Además de Kony, los otros tres se cree que están muertos. "Miles de ex combatientes del LRA escaparon y se entregaron a las autoridades ugandesas, pero Dominic Ongwen no dio ese paso, sino que fue ascendido a una posición de alto mando con cientos de combatientes bajo sus órdenes", agrega Bensouda. No fue hasta enero de 2015 cuando este niño soldado se entregó a las autoridades, en República Centroafricana.

Betty Oyella Bigombe, antigua Ministra de Estado para el norte de Uganda, que tuvo un papel crucial para negociar el fin del conflicto, cree que no hay que perdonar a Ongwen. "No se puede ir de rositas, es cierto que fue secuestrado, que fue una víctima, pero tuvo la oportunidad de desertar y tardó años en hacerlo ¿Por qué?", se pregunta. Y esa pregunta es precisamente la que le ha llevado a sentarse en el banquillo de los acusados en la Corte internacional. "Las víctimas de los crímenes de los que se le acusa son los niños soldado, las niñas violadas y la población civil que sufrió las consecuencias de las acciones de la LRA y de Ongwen", sentencia la fiscal general. La CPI fue creada precisamente para procesar este tipo de crímenes y, como señala, sus sentencias deben servir de ejemplo para que otras personas no vuelvan a repetir estos crímenes en el futuro. Para que tengan claras las consecuencias.

"En nombre de Dios, niego todos los cargos", dijo Ongwen ante el tribunal en su primera comparecencia. Insiste en que es una víctima. Que es un niño soldado que fue secuestrado de manos de su propia familia y Kony le obligó a cometer las atrocidades. No es un asesino, dice. "Soy una de esas personas contra las que la LRA cometió crímenes atroces", dijo, derrumbándose ante unos jueces que, por primera vez desde la creación de la CPI, se encuentra ante la disyuntiva de elegir entre víctima o agresor. Un niño de diez años que tuvo que participar en combates."Yo no debería estar aquí", afirmó.

El movimiento LRA está acusado de asesinar a 100.000 personas y reclutar a la fuerza a 60.000 niños, menores de edad, indefensos, residentes en aldeas y poblaciones de la periferia de las ciudades. Los pequeños se utilizaban como soldados y como mano de obra. Las pequeñas eran obligadas a acostarse con los soldados y hacer las labores domésticas. Ongwen no va a hacerse cargo de todas las acusaciones. Sus crímenes se centran entre los años 2002 y 2005. Ante la corte, Bensouda recordó que varios testigos, víctimas de Ongwen, aseguran que una vez adulto ordenó barbaridades como "morder piedras a un anciano" y obligó a varios niños a disparar, torturar y maltratar a civiles.

Este caso es crucial para la CPI. Tanto en su persistente lucha contra la LRA, como para prepararse para futuros casos a los que tendrá que hacer frente. Uno de los puntos calientes es Oriente Medio, donde miles de niños fueron reclutados como soldados por grupos extremistas, como el autodenominado Estado Islámico, o Yabhat al Nusra (filial de Al Qaeda en Siria). "Estoy muy preocupada por los crímenes y atrocidades presuntamente cometidas por el Estado Islámico. Desde verano de 2014, mi oficina ha estado recibiendo y revisando alegatos inquietantes de atrocidades cometidos por el Estado Islámico en Siria e Irak, como ejecuciones en masa, la esclavitud sexual, la violación y otras formas de violencia sexual y de género, la tortura, mutilación, aislamiento y reclutamiento forzoso de niños, así como la persecución de grupos étnicos y religiosos. También nos han llegado denuncias de comisión de delito del genocidio", reconoce a EL MUNDO la fiscal Bensouda.

El problema es que ni Irak ni Siria son parte del Estatuto de Roma, y por tanto la Corte no tiene jurisdicción sobre esos territorios. Pero, como afirma, hay muchos combatientes y niños que son nacionales de países que sí son parte de la CPI, y por tanto, eso puede permitir a este tribunal procesar los crímenes cometidos por individuos terroristas. Para que esto ocurra, el Consejo de Seguridad de la ONU debe pedirlo expresamente. Hasta entonces, Ongwen dará ejemplo y precedente a la justicia internacional: ¿Un niño soldado es un criminal? La sentencia lo dirá. Aunque para eso pueden pasar meses de investigaciones y deliberaciones de la Corte Penal.

El Mundo (España)

 



Otras Notas del Autor
fecha
Título
28/02/2019|
30/08/2018|
07/04/2018|
24/02/2018|
20/08/2017|
08/08/2017|
22/07/2017|
12/07/2017|
01/04/2017|
16/10/2016|
19/09/2016|
07/09/2016|
22/03/2016|
22/03/2016|
19/03/2016|
19/09/2015|
06/07/2015|
18/06/2015|
21/03/2015|
02/02/2015|
25/01/2015|
15/01/2015|
11/01/2015|
31/12/2014|
25/09/2013|
10/07/2013|
05/07/2013|
24/05/2013|
24/05/2013|
17/04/2013|
18/03/2013|
10/08/2012|
02/07/2012|
14/05/2012|
06/05/2012|
06/04/2012|
17/03/2012|
17/03/2012|
02/03/2012|
02/03/2012|
02/03/2012|
02/09/2011|
02/09/2011|
22/08/2011|
22/08/2011|
24/07/2011|
12/07/2011|
12/07/2011|
27/06/2011|
27/06/2011|
18/06/2011|
18/06/2011|
17/06/2011|
17/06/2011|
09/06/2011|
09/06/2011|
05/06/2011|
05/06/2011|
31/05/2011|
31/05/2011|
06/05/2011|
06/05/2011|
27/02/2011|
24/02/2011|
23/02/2011|
28/09/2010|
14/07/2010|
01/07/2010|
15/05/2010|
04/05/2010|
01/03/2010|
28/02/2010|
08/12/2009|
08/12/2009|
03/12/2009|
03/12/2009|
12/11/2009|
12/11/2009|
20/09/2009|
14/08/2009|
14/08/2009|
14/08/2009|
14/08/2009|
12/08/2009|
12/08/2009|
07/08/2009|
07/08/2009|
15/07/2009|
15/07/2009|
15/07/2009|
02/04/2009|
28/03/2009|
27/03/2009|
08/03/2009|
08/03/2009|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House