Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
Inteligencia y Seguridad  
 
20/02/2015 | Obama:«Es mentira que Occidente esté en guerra con el islam»

Javier Ansorena

La Cumbre contra el Extremismo pone el acento en ganar la batalla ideological.

 

La intervención del presidente de EE.UU., Barack Obama, era el plato fuerte en la segunda jornada de la Cumbre contra el Extremismo Violento. En el encuentro, al que asisten representantes de más de 60 países, se ha escuchado poco sobre acciones antiterroristas concretas, coordinación de las fuerzas de seguridad de los países o estrategias comunes contra amenazas actuales como los yihadistas del Estado Islámico (EI) o control de las células terroristas en Europa.

Obama no fue ayer una excepción. Repasó los terrenos en los que EE.UU. seguirá su lucha «incansable» frente al terrorismo –EI, Yemen, Somalia, Nigeria, etc.-, pero se centró en las respuestas necesarias fuera del uso de la fuerza, en primer lugar, acabar con «los ciclos de conflictos internos que alimentan el extremismo», como se ha visto en Irak o Siria.

El mandatario puso el acento en la necesidad de «romper la narrativa» en la que los terroristas basan su propaganda y buscan legitimidad: «Tenemos que enfrentarnos a las ideologías perversas en las que se esconden grupos como Al Qaida o el Estado Islámico, sobre todo su intento de usar el Islam para justificar su violencia. Todos tenemos que rechazar la noción de que esos grupos representan al islam».

Obama reconoció que las relaciones históricas entre Oriente Medio y Occidente han sido complicadas, «pero la noción de que Occidente está en guerra con el islam es una sucia mentira». Por ello, reclamó que los países «detengan la financiación que crea odio y corrupción en los jóvenes y nos pone a todos en peligro» y que se haga más por dar visibilidad a las voces, en especial dentro del islam, que defienden la paz y la tolerancia, «sobre todo online», recalcó.

El mandatario también pidió hacer esfuerzos desde los países ricos para luchar contra los agravios económicos y políticos en los países afectados por el extremismo violento –el nexo entre pobreza y falta de derechos humanos con la radicalidad «es innegable», dijo- y avanzar en los países occidentales para que «de verdad se respete a la gente de cualquier confesión y procedencia. Los líderes deben dar ejemplo en este capítulo».

Una línea similar a la de Obama siguió el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon. «Las operaciones militares son cruciales para enfrentarse a amenazas reales. Pero las balas no son la solución a todo», dijo. «Los misiles pueden matar a terroristas. Pero el buen gobierno mata el terrorismo», insistió Ban, que anunció una reunión, en próximos meses, con líderes religiosos de todo el mundo «para mandar un mensaje poderoso de tolerancia, solidaridad y reconciliación».

Críticas republicanas

Obama instó a todos las delegaciones de los países –España estuvo representada por el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz- a preparar propuestas concretas que se debatan en otoño en la Asamblea General de la ONU. El escaso acento del presidente estadounidenses en el uso de fuerza militar y el rechazo de su administración a vincular la amenaza terrorista con el islam han provocado una lluvia de críticas desde medios conservadores y desde la oposición republicana.

El secretario de Estado, John Kerry, que abría ayer la sesión de la cumbre, aseguró que había habido «un debate tonto en los últimos días en los medios sobre lo que hay que hacer [con el terrorismo]», critic.

ABC (España)

 



Otras Notas del Autor
fecha
Título
13/06/2018|
25/03/2018|
05/02/2018|
02/02/2018|
19/06/2017|
03/06/2017|
30/04/2017|
25/02/2017|
20/11/2016|
14/04/2016|
07/08/2015|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House