Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
Sociedad  
 
14/08/2013 | Centroamérica - El ¨Obama¨ hondureño

Rodolfo Montes

Este personaje ha ido y venido ilegalmente decenas de veces de Centroamérica a México y a Estados Unidos, siempre ayudando a los migrantes a protegerse y conocer los riesgos de su viaje a través del peligroso territorio de la criminalidad en nuestro país.

 

Tijuana • Pavel Mejía es uno más de los millones de migrantes indocumentados en Estados Unidos. Ha entrado y salido cuantas veces ha querido en los últimos 23 años y la migra nunca no lo ha detenido; no tiene residencia física en ningún lugar.

“Solo soy migrante”, dice al explicar que ahora estará 12 días en la Casa del Migrante, después en el Hotel del Migrante y más adelante en alguna ciudad de Estados Unidos hasta diciembre próximo para regresar al sur de México y ayudar a los migrantes, como lo ha hecho en los últimos 18 meses.

Este personaje que no es de aquí ni de allá, al puro estilo de Facundo Cabral, tiene una singular forma de ayudar a quienes buscan cruzar territorio mexicano para llegar a Estados Unidos: aleccionarlos para defenderse, con varas de árbol, piedras y lo que se pueda, de los delincuentes que hay en el camino, incluso en la misma Bestia, el tren que en algunos lugares pretende controlar La Mara.

Mejía es albañil, pintor y azulejero. Mide 1.78 metros y es muy moreno, como muchos de San Pedro Sula donde nació. Quienes conocen a este hondureño de 45 años comentan que se parece mucho a Barack Obama. Incluso todos los conocen como “Obama”.

Saben que sin recibir paga alguna, lo mismo en la frontera sur que en la del norte de México, defiende a mujeres, jóvenes y hombres migrantes ya de Guatemala, ya de Nicaragua, del Salvador… Quienes han recibido su apoyo aseguran que “hasta pone su vida por delante” contra polleros, guías, coyotes, policías corruptos y extorsionadores…, hasta se enfrenta contra La Mara”.

El “Obama” de los migrantes ha corrido con suerte al entrar y salir sin problema alguno del territorio estadunidense “cada vez que se ofrece y es necesario”, dice. Por estos días recarga energía en la Casa del Migrante, uno de los tantos albergues en Tijuana. Siempre carga con su Biblia y gorra beisbolera.

En esta franja fronteriza va y viene advirtiéndole al migrante “no aceptar” ofrecimientos de trabajo de quienes terminarán por no pagarles o hasta por extorsionarlos, como la Fundación Ayuda al Migrante, Hermanos Guadalupanos, los ranchos fuera de la ciudad de Tijuana, Seguridad Delfín, Plomería y Electricidad de Mauricio Zamudio…

“Todos esos lugares no otorgan pago oportuno y no dan buen trato”, replica una y otra vez “Obama” a deportados y a quienes por primera vez intentarán cruzar a Estados Unidos y que, antes, buscan algo de trabajo para hacerse de dinero.

Dominical MILENIO lo encontró yendo y viniendo por las calles tijuanenses, sobre todo en el punto fronterizo con San Diego, en donde la vida es bullicio, drogas, prostitución, abuso de autoridad, lo mismo de un lado que del otro de la frontera norte de México.

“Soy de San Pedro Sula. Ahora tengo bajo mi responsabilidad a Denise —de 16 años de edad y también de nacionalidad hondureña—; tengo que pasarlo del otro lado, eso es lo que él quiere y lo voy a ayudar a que lo consiga”, suelta con seguridad Pavel Mejía sin dejar de mover la mano que carga la Biblia.

Durante la charla en las instalaciones de la Casa del Migrante, nadie lo llama por su nombre de pila. Cuando lo saludan o le piden un consejo, absolutamente todos se refieren a él como “Obama”.

Y aunque sea albañil y pintor de casas, sus palabras tienen un contenido analítico y crítico: “La llamada guerra contra los cárteles de las drogas, anunciada en su momento por el presidente Felipe Calderón, cambió el rostro del tránsito de migrantes porque esta guerra provocó un aumento inmediato y acelerado de la inseguridad, la corrupción de las autoridades y de cuerpos de seguridad, la violaciones a los derechos humanos y la violencia. Por eso México para nosotros se convirtió en un territorio extremadamente peligroso al transitarlo rumbo a Estados Unidos”.

DEFENSA CONTRA LA EXTORSIÓN

A este escenario se ha enfrentado “Obama” junto a miles de migrantes incluso desde antes de su ingreso a México por la frontera sur, y así lo cuenta: “Desde la comunidad de Santa Elena, en Guatemala, ya te están exigiendo 100 quetzales (160 pesos mexicanos) y luego en el Naranjo, para cruzar el río te piden otros 200 quetzales por cada uno.

“Por eso los migrantes, hombres y mujeres nos hemos comenzado a organizar en ese punto del mundo para defender lo poco que llevamos en los bolsillos. Comenzamos a decirle a las autoridades y a los polleros que ya no nos ajusta, que andamos charoleando (pidiendo dinero a transeúntes y comerciantes) y corremos la voz para que no nos engañen, porque nos dicen que nos llevan en lanchas pero terminan subiéndonos en combis y ese viaje cuesta 15 quetzales”.

Ya cuando pisan el suelo de Tenosique también les quieren cobrar el mismo precio, “como si no hubiéramos pagado nada; de eso estamos informando para que no abusen más de nosotros”.

Pero ese abuso inicial se torna una pesadilla interminable cuando —dice—, se ve la bulla que anuncia la llegada de La Bestia. Antes de subir a ese tren, “Obama” va al lado de un puñado de mujeres migrantes para advertirles que estén unidas, que al momento de ser abordadas por La Mara no respondan a la pregunta de quién es su guía, que digan que solo llevan consigo 100 pesos mexicanos...

¿ES PARA EVITAR LA EXTORSIÓN?

Sí… Así me fui cuidando a Jessica y Silvia a quienes les dije que apenas se esfumen las patrullas van a subir al tren otros extorsionadores, como El Chino con su pistola 9 milímetros en mano y que pregunta a gritos si ya pagamos. Pasado ese trago amargo, les aviso que lo que viene es que van a ponchar al tren, que vamos a escuchar balazos al aire y a la tierra…, sobre todo que eso va a suceder pasadas las cuatro de la mañana, que nos tenemos que bajar del tren y caminar un día completo.

¿Y ASÍ LIBRAN A LA DELINCUENCIA?

Cuando llegamos a Teapa vamos a encontrar a un grupo de delincuentes con machete en mano; es cuando alerto a todos y a todas. Nos hacemos de piedras, de varas de árbol y grito que tenemos que defendernos juntos… y así nos vamos encima de los delincuentes para agarrarlos a garrotazos… Esas escenas también las vivimos en Coatzacoalcos, en Mazatlán, pero sobre todo en un lugar cercano a Lechería, en donde hay unos túneles interminables. En una ocasión ya nos esperaban con escopetas apuntándonos. Ahí grité: “¡Todos al suelo”, o sea tirarnos en el techo deLa Bestia donde ya llevamos varias piedras con las que los atacamos hasta que los ahuyentamos… así vamos viviendo, sufriendo, defendiéndonos juntos, pasando lo mismo por Querétaro, Irapuato, Mexicali, Benjamín Hill…

La voz de “Obama” en una sala de la Casa del Migrante en Tijuana se torna triste: “La verdad es que en esos andares, no todos salimos con vida. Muchos mueren y ya no puedes hacer nada, otros más son secuestrados y asesinados porque sus familiares no alcanzan a cubrir los montos de su rescate”.

En su informe sobre Secuestro de Migrantes de 2011, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos contabilizó en seis meses (de abril a septiembre de 2010) un total de 214 secuestros masivos y 11 mil 333 víctimas.

El Colegio de la Frontera Norte indica que en las mil 951 millas de longitud de la frontera entre México y Estados Unidos, el secuestro tiene características diferentes según las regiones.

Por ejemplo, en Baja California los testimonios de migrantes, miembros de organizaciones civiles y del Grupo Beta (del Instituto Nacional de Migración) indican una alta incidencia de secuestros que consisten en mantener encerrados a los migrantes en casas de seguridad bajo el pretexto de esperar a que se junte un grupo bastante numeroso o a que existan condiciones para realizar el viaje de manera completamente segura.

En ocasiones, los coyotes se comunican con los familiares exigiendo el pago del traslado por adelantado bajo amenaza de dañar, desaparecer o asesinar al migrante. Para las mujeres, estas condiciones de detención pueden resultar también en abuso sexual o violación por parte del coyote o de otros migrantes.

En cambio, en Tamaulipas, el secuestro tiene características extremadamente violentas que terminan la mayoría de las veces en el asesinato de los migrantes, como se comprobó con las 47 fosas comunes con 196 cadáveres de migrantes mexicanos y extranjeros halladas en ese estado a lo largo de 2011.

En todas las ciudades fronterizas, los mexicanos deportados se han vuelto también particularmente vulnerables al secuestro y a la extorsión por parte de autoridades, debido a que la mayoría de ellos carece de documentos de identidad. Además, su vestimenta, su gestualidad o sus tatuajes son señas muy visibles de los años que han pasado “al otro lado”.

Los riesgos que corren los migrantes en el cruce de la frontera son construidos por el contexto político, las interacciones sociales y las relaciones de poder a nivel regional y binacional. Participan en esa construcción tanto los Estados como los diversos actores que, de alguna manera, intervienen en el proceso migratorio, tales como organizaciones criminales, transportistas y coyotes.

La obsesión de los políticos estadunidenses por “aumentar la seguridad en la frontera” ha provocado un crecimiento sin precedentes de los peligros que acechan a las personas que cruzan la frontera sin autorización. En ese sentido, la noción de seguridad sobre la que se enfoca la discusión legislativa de la reforma migratoria en Estados Unidos, parece estar reñida con la seguridad de las personas.

En tanto, los migrantes, siguen las instrucciones del hondureño Pavel Mejía, el “Obama”.

Milenio (México)

 


Otras Notas Relacionadas... ( Records 1 to 10 of 44128 )
fecha titulo
22/02/2019 Análisis de coyuntura: El plan RenovAr estructural en la política climática
22/02/2019 How Belt and Road Is Upending the Beijing Consensus
31/01/2019 South Korea’s Hydrogen Economy Ambitions
15/01/2019 Una verdad incómoda
09/01/2019 2019: nubes en el horizonte para las energías renovables en A. Latina
26/12/2018 Análisis: El cambio climático revitaliza la opción nuclear
21/11/2018 La segunda revolución renovable de América Latina
26/10/2018 ¿Ideología o pragmatismo? La encrucijada en el sector energético
24/10/2018 US Shale Has A Glaring Problem – Analysis
22/09/2018 Sin dudas, la Argentina necesita volver a tener moneda


Otras Notas del Autor
fecha
Título
05/08/2013|
09/07/2012|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House