Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
En Profundidad  
 
05/04/2012 | Los disturbios de Inglaterra, mirados con lupa

Fernando Reinares

Los disturbios callejeros que se produjeron el pasado agosto en varias ciudades de Inglaterra todavía colean. Dada la gravedad del asunto, el propio David Cameron encargó a una comisión, denominada Riots Communities and Victims Panel (RCVP), que estudiara las razones y los datos de este vandalismo. La comisión ha publicado ahora su informe definitivo.

 

Esta comisión ya publicó un informe interno en noviembre del año pasado. En él se ofrecía una radiografía de los participantes en los disturbios y también se indagaba en algunas posibles causas del conflicto. El estudio publicado esta semana, además de actualizar varios datos del primero, propone una serie de cambios para evitar que se repitan hechos como los del pasado agosto.

Perfil de los arrestados

La principal conclusión del informe de la RCVP es que los disturbios no se pueden explicar por un único motivo, de igual modo que los que participaron en ellos no responden a un retrato homogéneo.

Se estima que, en total, pudieron participar cerca de 15.000 personas, tres de cada cuatro menores de 25 años. De los 4.000 detenidos, el 90% ya tenían antecedentes penales (80 de ellos acumulaban más de 50 condenas por delitos menores); 1.483 fueron declarados culpables y 945 fueron a prisión, con penas de algo más de un año por término medio. Los delitos más comunes fueron el robo (casi la mitad de los 5.000 delitos totales), vandalismo y violencia contra personas. El dato más trágico es el de las cinco muertes producidas durante los disturbios.

Los investigadores de la RCVP han dividido a los alborotadores en cinco categorías, desde los delincuentes organizados hasta los que “se vieron envueltos en la situación y tomaron la decisión equivocada”. El informe señala que, a pesar de la existencia probada de una movilización vandálica organizada, muchos de los jóvenes que participaron de una u otra forma en las protestas no pertenecían a ninguna banda, ni fueron movilizados por nadie en concreto: simplemente acudieron a una llamada muy vaga de confrontación con la policía, y a veces simplemente tentados por la posibilidad de asaltar tiendas de ropa juvenil y de zapatillas, los dos tipos de establecimientos que más sufrieron este nuevo tipo de “indignación de marca”.

El fantasma del factor racial sobrevuela todo el informe, aunque los autores se esfuerzan por conjurarlo en varias ocasiones. Sin embargo, el origen de los altercados fue la muerte de un joven de raza negra a manos de la policía en Tottenham, y, según datos del primer informe, entre los condenados había un número desproporcionado de negros. Sin embargo, solo un 5% de los preguntados en una encuesta hecha pocos días después de los disturbios señaló la “tensión racial” como una de sus causas.

Derrumbe moral

Solo unos días después de que acabaran los desórdenes en las calles, Cameron dijo en un discurso que Inglaterra estaba sufriendo un “lento derrumbe moral”. Estas palabras fueron tomadas por algunos como una excusa para no asumir los errores policiales y organizativos de aquellos días.

Para otros, sin embargo, el discurso de Cameron sirvió para identificar un problema real de la juventud inglesa. El informe de la RCVP recoge algunos de los factores de la explosión de violencia: el desprestigio de la policía (y muy especialmente la Policía Metropolitana), el debilitamiento de la familia como primer núcleo socializador, el fracaso escolar, las bandas juveniles y un ambiente de materialismo muy extendido entre la juventud.

De fondo está el elemento económico, que proporciona a las protestas un contexto ineludible. Un 46% de los detenidos vivían bajo el umbral de pobreza, y un 70% residían en alguno de los barrios más deprimidos de Inglaterra (por debajo del 3 en una escala en la que 10 es el barrio más rico y 0 el más pobre). Además, la tasa de paro en las zonas donde se produjeron los incidentes es un punto y medio superior a la de los barrios donde no hubo violencia. Con todo, hay que tomar con precaución el factor residencial, porque se sabe que muchos de los alborotadores protestaron muy lejos de sus barrios de origen. En el distrito de Ealing, solo 100 de los 245 detenidos eran residentes habituales.

Fortalecer la familia

En su discurso pocos días después de los incidentes, Cameron señaló que parte del problema tenía que ver con la poca eficacia de muchas familias como transmisoras de los primeros valores cívicos, y apuntó de manera indirecta al creciente número de familias desestructuradas en Inglaterra.

El gobierno puso en marcha en su día un plan de ayuda a familias con especiales dificultades (Troubled Families Programme), pero según distintos informes aún existen muchas familias con necesidades que no reciben ninguna ayuda: los autores del informe de la RCVP calculan, a partir de datos de los servicios públicos, que son casi 500.000. Recomiendan que las subvenciones económicas no vayan destinadas a las personas en particular sino a las familias, porque consideran que el gasto sería mucho más eficiente, y las cuentas más claras.

Abordar el fracaso escolar

La mayor parte de los detenidos (27%) tenían 18-20 años; pero una proporción casi igual (26%) eran menores de edad, de 10 años los más jóvenes. Este dato ha hecho que muchos vuelvan la mirada al sistema educativo en demanda de una explicación.

De los detenidos en edad escolar, casi un 70% faltaban al colegio al menos un día a la semana. Cerca de un 30% no asistían a clase nunca o casi nunca. Dos de cada tres tenían necesidades educativas especiales.

Los autores del informe consideran que hay que acabar con una serie de prácticas escolares que están contribuyendo a la exclusión social de una parte importante de la juventud inglesa. Por ejemplo, piden que se multe a las escuelas que no consigan que sus alumnos alcancen unas capacidades mínimas en lectoescritura: estas escuelas tendrían que pagar el equivalente al gasto que supone que estos alumnos lleguen a esas capacidades en otros centros.

Piden también que se acabe con la práctica extendida de transferir a otros centros a alumnos con bajo rendimiento, porque está comprobado que los traslados solo sirven para reafirmar la mala impresión del sistema educativo que tienen esos estudiantes. Por último, reclaman que se controle el absentismo de manera mucho más eficaz, colaborando más de cerca con las familias.

Las bandas y la policía

Hace dos años, el informe Dying to Belong, del Centre for Social Justice, avisaba del aumento de bandas juveniles en Inglaterra. La proporción de reincidentes entre los encausados por los disturbios de agosto –nueve de cada diez, con una media de 11 condenas anteriores– demuestra que se trata de jóvenes claramente instalados en una inercia delictiva, y supuestamente conocidos por la policía.

Muchos de los que participaron en los disturbios, y no solo los detenidos, argumentan que el comportamiento de la policía proporciona argumentos –aunque no justifique– a las bandas juveniles. Especial recelo despierta el organismo que se encarga de estudiar las quejas contra el comportamiento de la policía, el IPCC (Independent Police Complaints Comission).

Sin conceder veracidad a estos recelos, los autores del informe recomiendan a la IPCC que deje de encargar sus casos a expolicías, para ofrecer una imagen más creíble. En cuanto a los delincuentes, el informe propone que se den más condenas a servicios a la comunidad, y menos de reclusión. Opinan los autores que la cárcel no contribuye a la reinserción de los delincuentes; al contrario, provoca en los condenados un mayor sentimiento antisocial. Además, el informe recomienda que un “tutor” acompañe a los jóvenes recién salidos de prisión en sus primeros pasos en libertad.

Vandalismo pijo

Uno de los fenómenos relacionados con los disturbios que más comentarios han suscitado es lo que se puede llamar el “vandalismo pijo”: los jóvenes que participaron en las protestas callejeras eligieron las tiendas de ropa de marca, y también de zapatillas, como objeto de su “indignación” consumista. Pero no como un acto de resistencia anticapitalista, sino sencillamente para llevarse toda la ropa que pudieron.

Cameron atribuyó este comportamiento al predominio entre los jóvenes de una mentalidad materialista. Como en el caso de la comparación entre delincuentes y policía, el informe de la RCVP parece acusar a todo el mundo salvo a los propios delincuentes.

Recomienda al gobierno que practique un “capitalismo responsable”, aunque no parece que los jóvenes que participaron en los desórdenes estén esperando los dictados del gobierno para obedecerlos. Por otro lado, denuncia un exceso de publicidad en general (lo que generaría inclinaciones materialistas), y en particular de publicidad dirigida a los jóvenes o que utiliza a los jóvenes como reclamo publicitario. Propone un diálogo más fluido entre el gobierno y las grandes marcas.

Diario Exterior (España)

 


Otras Notas Relacionadas... ( Records 1 to 10 of 5719 )
fecha titulo
24/04/2020 Argentina- Informe de Coyuntura semanal (versión corta) al 21 de abril sobre la situación política y económica argentina
20/04/2020 Argentina- Inflación y emisión: ¿qué pasará después de la cuarentena?
14/04/2020 Coronavirus en la Argentina. Alberto Fernández lleva al kirchnerismo a su lado más oscuro
09/04/2020 Argentina - Coronavirus: ¿No hay Estado presente para salvar a la economía?
06/04/2020 Argentina - ¿Una guerra de todos?
06/04/2020 El nuevo mundo de los corona-zombies
25/03/2020 Agentina - Informe de Coyuntura semanal (versión corta) al 24 de marzo sobre la situación política y económica argentina
22/09/2018 Sin dudas, la Argentina necesita volver a tener moneda
22/09/2018 3 Reasons Why the Monos Trial in Argentina Matters
06/09/2018 Argentina- La crisis dejó al descubierto las mismas miserias


Otras Notas del Autor
fecha
Título
10/07/2017|
27/06/2015|
23/02/2015|
09/09/2014|
05/09/2014|
11/07/2014|
16/01/2013|
26/10/2012|
24/10/2012|
12/08/2012|
28/05/2012|
03/04/2012|
22/03/2012|
12/09/2011|
12/09/2011|
07/05/2011|
07/05/2011|
05/05/2011|
05/05/2011|
04/05/2011|
04/05/2011|
04/05/2011|
04/05/2011|
03/05/2011|
03/05/2011|
17/04/2011|
19/02/2011|
27/05/2010|
10/01/2010|
03/12/2009|
03/12/2009|
20/11/2009|
20/11/2009|
30/10/2009|
20/08/2009|
18/07/2009|
18/07/2009|
03/04/2009|
01/03/2007|
19/07/2006|
13/01/2006|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House